CombustibleÚltimas noticias

Shell invierte sin importar incertidumbre energética del país

Lucía Bustamante, directora de Asuntos Corporativos de Shell en el país, dijo a El Sol de México que la empresa está enfocada en una visión a largo plazo de al menos 50 años y para entones, dijo, habrán pasado varias administraciones más.

“¿Cuántas administraciones nos va a tocar vivir en esos 50 años? Más de siete. Justamente el pensamiento a largo plazo es el que te salva de retos momentáneos. Esperamos que hacia futuro el sector público esté más sensibilizado”, comentó.

La directiva destacó que México sigue siendo la economía número 13 a escala global y, para una empresa con presencia en 80 países, eso es atractivo.

Solo en el mediano plazo, Shell prevé la perforación de cinco pozos petroleros como parte de su programa de trabajo con la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), que requiere inversión de entre 60 y 80 millones de dólares cada uno.

Cada pozo, añadió Bustamante, significa además la creación de al menos mil plazas nuevas, con lo que la empresa también estará aportando a la generación de empleo. Además está la inversión que vendrá en estaciones de servicio, que va desde 300 mil dólares para la reconfiguración de alguna existente, o de uno a tres millones de dólares para la construcción de una nueva.

Aunque no pudo compartir datos respecto a cuántas gasolineras nuevas abrirá Shell este año, la directiva destacó que de las 230 que tienen en 17 estados, la mayoría (75 por ciento) son nuevas, es decir, requirieron mayor inversión.

Como parte de su estrategia de negocios en México, enfocada en movilidad sustentable y transición energética, Shell prevé iniciar con un programa piloto para incorporar estaciones eléctricas en sus gasolineras en Puebla, un proyecto que planean expandir a todo el país en el largo plazo.

Bustamante aseveró que la transición energética “no es una opción para nadie” y que es un hecho que todo el mundo deber ir hacia ella, aunque dijo que comprende la postura de países ricos en recursos naturales, como México, que quieren seguir capitalizándolos.

“Yo diría que, tal vez, un futuro descarbonizado no es necesariamente un futuro sin hidrocarburos. Se trata de cómo se balancea ese portafolio de energías y, como yo lo veo, es que dejemos de quemar los hidrocarburos en la calle y los usemos en industrias de altísimo valor agregado como la farmacéutica, pero que cuando pensemos en el transporte, ahí sí hay muchísima oportunidad para hacerlo absolutamente renovable”, consideró.

Ante la postura del gobierno de devolver el control del mercado eléctrico a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la directiva de Shell insistió que la empresa enfoca su estrategia en el largo plazo.

“A lo mejor el sector puede estar monopolizado hoy, pero no sabemos si va a estar monopolizado mañana. Estas cosas requieren de una visión a largo plazo, con muchas estructuras también regulatorias, y en eso también hay que trabajar. Es decir, tal vez va a haber un momento en que el sector público esté más sensibilizado y que podamos tener esas conversaciones de cómo pensar en el México de 2050 y no de 2025, por ejemplo. Yo creo que en eso somos buenos, somos líderes en pensar cosas a largo plazo”, dijo.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button