Últimas noticiasMarítimo y portuario

Embarcadores de carga marítima huyen de contratos de largo plazo propuestos por Navieras

Ya en el cierre 2022, año tan turbulento como sus dos predecesores, el mercado de transporte marítimo finalmente muestra signos de estabilidad y de alivio para expedidores y dueños de la carga, quienes ya dejaron definitivamente atrás el periodo en que buscaron sortear la volatilidad de las tarifas spot para ir a refugiarse en los contratos de fletes a largo plazo, que para su alarma terminaron igualmente por elevarse. Sin embargo, ahora con la caída abrupta de las tarifas spot, se esta concretando la secuencia lógica con expedidores renegando de sus contratos a largo plazo para huir en masa hacia los contratos a corto plazo.

Así lo confirma una consulta de Xeneta entre sus clientes, donde el 0% de expresó que mantendrían sus contratos actuales a largo plazo, lo que indica un momento alentador para los compradores en el mercado del transporte marítimo de carga. El segmento destacó operaciones que mostraban claras tendencias a la baja recientes señalando la misma tendencia en las rutas Asia – EE.UU., Asia -Europa y Europa- EE.UU. Además, el 55% de los clientes están avanzando con una RFQ (solicitud de cotización) programada para obtener nuevas tarifas, mientras el 31% de los clientes ahora están negociando los próximos contratos en 2023 por un año, como es habitual.

Si bien la mayoría de los clientes encuestados optan por seguir adelante con una RFQ programada, los comentarios recolectados expresan claramente que todos los clientes continúan manteniéndose atentos y ágiles en el mercado, rompiendo contratos a largo plazo, avanzando con RFQ programadas para nuevas tarifas y renegociando contratos a largo plazo previamente acordados. Indicando un posible cambio de la suerte en algunas rutas comerciales y de un mercado con mayor poder de la oferta a otro donde dominan los compradores.

En cuanto al tiempo que están negociando ahora para los próximos contratos. Un 14% dijo que actualmente solo usan el mercado spot para negociar los próximos contratos. Un 14% indicó que están negociando durante 3 a 6 meses para incorporar la tendencia a la baja. Un 21% aseguró que negociarían durante un año, con ajustes trimestrales basados en índices, mientras que un 31% manifestó que negociarían durante un año, como de costumbre.

Desde Xeneta enfatizaron que el consenso de sus clientes revela que los expedidores están tratando de materializar los ahorros lo antes posible y ahora tienen más influencia para hacerlo.

Un nuevo factor comienza a incidir

Un factor que ha sido reconocido como el desafío más inmediato de la industria naviera, tras el impacto de la pandemia, es la descarbonización, el cual también fue considerado en la consulta de Xeneta. En concreto se le pregunto a los clientes sobre su interés en incorporar la sostenibilidad en su proceso de contrato para el próximo año. Para la consultora, los resultados fueron reveladores:

  • Un 7% de los clientes dijo que no planeaban incorporar la sostenibilidad en su proceso de adquisición en absoluto.
  • Un 14 % tiene previsto incluir la sostenibilidad en sus compras en 2023.
  • Un 32% planea incorporar la sostenibilidad en su proceso de compras con un impacto claramente definido en el proceso de selección.
  • El 46% de los clientes tiene previsto incorporar la sostenibilidad en su proceso de compra exclusivamente con carácter informativo.

Con un porcentaje líder del 46% de los clientes que planean incorporar la sustentabilidad en su proceso de adquisición, la consultora plantea que vale la pena preguntar si ¿la intención se traducirá en impacto?

¿Qué hay de las tarifas spot? 

Claramente el escape desde los contratos a largo plazo se explica por la caída continua de las tarifas spot. Datos sobre este mercado los aporta Freightos Baltic Index, el cual describe que la menor demanda y el alivio de la congestión continúan presionando a la baja a las tarifas.

Así se tiene que la tarifa promedio de Asia – costa oeste de EE.UU. (USWC) de US$1.400/FEU es un 4% más baja que en 2019. En tanto, las tarifas Asia- costa este de EE.UU. (USEC) ahora ha disminuido un 80% desde abril, aunque cierta congestión persistente es un factor que mantiene las tarifas un 22% más altas que en 2019.

En este contexto de bajas de tarifas spot, las líneas navieras continúan aumentando la cantidad de cancelaciones de itinerarios a nivel mundial, con un 13% de toda la capacidad eliminada a fines de diciembre. Otros indicios de exceso de capacidad en el mercado son el reciente aumento en el desguace de buques más antiguos, que se mantuvieron en uso durante el aumento de la demanda. Por último, se ha observado la tendencia de algunos buques a tomar rutas de regreso más largas y lentas de Europa a Asia como una forma de inmovilizar parte de la capacidad.

Por MundoMarítimo

WP to LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com