Internacional

Drones, un uso cada vez más extendido en el transporte

Hace apenas un par de días, la compañía de transporte de mercancía norteamericana UPS consiguió la primera autorización por parte de la Administración Federal de Aviación (FAA por sus siglas en inglés) para efectuar entregas de paquetería a través de drones sin ningún tipo de restricción. 

Hasta ahora, las empresas tenían un número límite de drones para realizar entregas, las cuales, solamente podían realizarse en horario diurno. Asimismo, el peso de los drones (incluyendo el paquete) no podía sobrepasar los 25 kilos. Ahora todo esto es historia.

Entregas más rápidas, eficientes y menos contaminantes

Varias empresas líderes en la industria de la distribución como Amazon, Uber o DHL, llevan apostando por este método desde hace años y ahora ven una gran oportunidad de avance en el sector, ampliando el alcance de los servicios de transporte gracias a la posibilidad de acceder a zonas remotas donde no llega el transporte por carretera o tiene muchas dificultades.

El envío con drones supondrá, para las empresas, un ahorro en costes de transporte y de distribución. Actualmente, el mayor desembolso para la industria son las entregas en las zonas rurales y poco accesibles, debido al tiempo y los gastos necesarios para completar la entrega. Con la utilización de drones, sin embargo, esto ya no supondría ninguna dificultad permitiendo a las empresas reducir costes en este tipo de situaciones.

Por otro lado, con el uso de drones serán necesarias menos furgonetas y camiones, lo que se traduce en un menor uso de combustible. En consecuencia, al necesitar un menor número de vehículos para realizar las entregas, se produciría una disminución del tráfico por carretera en las grandes ciudades y, por tanto, una reducción de la emisión de gases contaminantes a la atmósfera.

Aún quedan barreras que romper

A pesar de todo, a día de hoy la repartición de mercancías con drones sigue sin ser una alternativa real debido a una serie de limitaciones que impiden su utilización por parte de las empresas.

Según la autorización de la FAA, los drones no podrán volar fuera del campo de visión de su operador y las entregas se limitan a zonas rurales poco pobladas para disminuir cualquier accidente que pueda suceder durante el vuelo de la aeronave. Además, cada vuelo deberá ser pilotado por un operador diferente lo que supone un alto coste para las empresas, ya que se trata de un perfil profesional muy cualificado.

No obstante, según ha comunicado el director de estrategias y transformaciones de UPS, Scott Price, la empresa pedirá, eventualmente, que un solo operador pueda dirigir más de una aeronave al mismo tiempo.

En definitiva, la parte esperanzadora es que el tema de los drones está en constante evolución y crecimiento y esto presiona, en cierta manera, a que la normativa tenga que ser más permisiva y flexible en éste sentido.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button