AéreoCombustiblePasajerosÚltimas noticias

Aumento en la Turbosina amenaza al mercado de las aerolíneas

La turbosina, combustible que utilizan los aviones, se encareció 70 por ciento en el último año derivado de la turbulencia que vive el mundo con la invasión rusa en Ucrania, así como los rezagos que dejó la pandemia sobre la industria aeronáutica, por lo que especialistas prevén que para el cierre de 2022 el costo de los boletos de avión se incremente entre 30 hasta 40 por ciento. 

El ex director general de la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), Rodrigo Pérez Alonso, explicó que el combustible es el principal costo operativo de una aerolínea, por lo que al darse un incremento se generan afectaciones que se trasladan en gran parte al consumidor final, en este caso, el viajero.

Gráfico turbosina. (1)
El combustible alcanzó un aumento anual de 70.8% en agosto del presente año.

“La turbosina comúnmente representa 30 por ciento de los insumos de una empresa de transporte aéreo, pero si su tarifa sube, llega a ubicarse hasta en 40 por ciento”, estimó el especialista. 

De acuerdo con la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA), el costo de un litro de turbosina en agosto se ubicó en 19.6 pesos, muy por encima de los 11.2 pesos que valía en igual mes de 2021, mientras que para 2019, antes de la pandemia costaba 11.58 pesos.

“El insumo de mayor impacto en la estructura de costos continúa teniendo precios históricamente altos”, añadió ALTA en un comunicado.

Gráfico turbosina. (2)
Se espera que el costo por boleto sea mayor a 10 mil pesos.

Datos de Monitor del Estado de la Actividad Aérea (Monitoreaa) muestran que la tarifa promedio al mes de agosto de 2022 para vuelos nacionales se ubica en 3 mil 752 pesos, más de 78 por ciento de lo que valían en igual mes del año pasado; para diciembre se proyecta que lleguen hasta en 10 mil 247 pesos.

Pérez Alonso explicó que del porcentaje de aumento del combustible, las aerolíneas deciden la estrategia de una parte al absorberlo en sus finanzas y la cantidad que al final debe solventar con el mercado.

“Las compañías tampoco pueden pasar toda el alza del combustible a los tickets, porque eso representaría subir muchos los precios de los vuelos, y se vería reflejado en una menor venta de los mismos”, comentó.

Gráfico turbosina. (3)
Entre enero y agosto de este año volaron más de 70 millones de viajeros.

Mientras que Fernando Gómez Suárez, especialista en aeropuertos y aviación, expuso que incluso hay empresas que si trasladan la mayoría del incremento al usuario, porque la crisis que generó la pandemia en la economía global complicó sus finanzas. 

“Hay algunas rutas donde conviene mantener ciertas ofertas o precios y otras donde se puede hacer uso de aumento de tarifas”, explicó.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) estimó que el escenario de la turbosina el impacto para las empresas del sector a escala mundial se ubicará en 131 mil 600 millones de dólares.

Pérez Alonso ejemplificó este hecho con la ruta Ciudad de México-Monterrey, que en las últimas semanas ya tiene un incremento de 38 por ciento en el precio de los boletos.

“Los vuelos internacionales no están exonerados de este escenario, ya que la operación de Ciudad de México a República Dominicana tienen un costo de 17 mil pesos en una aerolínea tradicional, mientras que si estuviera una empresa de bajo costo, la tarifa sería de entre 4 mil a 6 mil pesos”, indicó.

De acuerdo con los reportes financieros de las empresas nacionales, por este escenario alcista los gastos operativos de Volaris al segundo trimestre tuvieron un aumento de 61 por ciento; asimismo, Aeroméxico registró un incremento de 109 por ciento y Viva Aerobus de 65 por ciento.

A pesar de que el costo del boleto llegó a subir por encima de 70 por cientocomparado con 2021, el volumen de pasajeros creció 41.7 por ciento, según datos de Monitoreaa.

Entre enero y agosto de 2022 se movieron por aire más de 70 millones de pasajeros, mientras que en igual periodo del año pasado fueron 49 millones, esto porque todavía se tenían restricciones de vuelos.

Esto lo explican porque este año existe un fenómeno llamado “la venganza del viajero”.

De acuerdo con la Federación Mexicana de Asociaciones Turísticas (Fematur), este término se nació para referirse a una mayor salida de personas que ya quieren aprovechar el tiempo que perdieron durante el encierro por la emergencia sanitaria.

La agrupación del sector privado destacó que este término se empezó a usar una vez que los contagios de este virus empezaron a disminuir y por consecuencia los países empezaron a abrir sus fronteras al arribo de visitantes de otras naciones. 

PUBLICA AQUÍ!

WP to LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com