DAF MEXICO
Empresas y EmpresariosÚltimas noticias

Antonio José López, la mente detrás de Salzillo y que sigue un objetivo: solo contratar operadores sin experiencia

El fundador de Transportes Salzillo no se anda por las ramas: “No conozco a ningún transportista que le vaya mal”.

Antonio José López Franco nació en España, pero llegó a este ‘mágico país (como él se refiere a México) en el año de 1991. Sus primeros pasos en el autotransporte se dieron como vendedor, una vocación que efectuó durante varios años principalmente de camiones Freightliner, pero el deseo de tener un negocio propio lo hizo darse cuenta de que no requería forzosamente estudios previos para cumplir su sueño; la experiencia acumulada durante varios años y su tenacidad serían más que suficientes.

Salzillo Antonio José López transportes
El Director General de Transportes Salzillo fue forjando su camino prácticamente solo.

“Lo que hacía falta yo lo tenía, así que en 2007 empecé con el negocio del transporte con solo dos camiones de cuatro y media, y desde ahí he ido aprendiendo cada día de manera extraordinaria” señala Antonio en entrevista para Transporte.mx. A diferencia de otros transportistas que tienen familiares o allegados que les permiten acelerar los procesos para establecer una compañía, el Director General de Transportes Salzillo fue forjando su camino prácticamente solo, sobretodo porque los que hace unos meses eran sus clientes ahora eran sus competidores.  

“En México vemos al operador como un enemigo, en vez de un aliado”

Si bien el camino no ha sido fácil para Antonio, tan solo tres años después de arrancar como empresario del transporte y ante un diagnóstico claro de sus áreas de oportunidad, decidió ampliar su modelo de negocio moviendo unidades de diversos inversionistas. En ese sentido, hoy les aconseja a los empresarios que desean involucrarse en el autotransporte que sean pacientes, es un negocio sencillo y noble, pero se debe dar tiempo para ir aprendiendo de manera paulatina.

el Director General de Transportes Salzillo fue forjando su camino prácticamente solo,
Su modelo de negocio también se enfoca a la administración de inversiones de terceros.

“El mayor reto como empresario es que entendamos que tenemos que invertir en nuestra capacitación, tenemos que tomar cursos con el fin de seguirnos educando” indica. Del mismo modo, deja asentado que no conoce ningún transportista que le vaya mal.

Para llegar a esa conclusión, Antonio tiene muy claro cómo se mueve la industria del autotransporte de México en comparación con otros países. “Por ejemplo, en España están obsesivamente enfocados al operador, y aquí estamos enfocados al cliente. Aquí vemos al operador como un enemigo, en vez de como un aliado, cosa que me molesta una barbaridad”, sostiene Antonio, quien lamenta profundamente el hecho de que a muchos operadores se les orille a usar alguna sustancia ilícita para aguantar las largas horas de trabajo.

Salzillo solo contrata operadores sin experiencia

Otro punto que lamenta es el hecho de que las leyes en México no protejan de mejor manera a los operadores. En Salzillo, Antonio tiene como foco principal al operador. Algo que llama la atención es que la compañía no contrata conductores con experiencia, ya que entienden que es imposible que haya operadores desempleados ante el déficit que existe en México, el cual asciende a más de 50 mil. “Solo contratamos personas inexpertas, las cuales vamos haciendo con el fin de que vayan entendiendo la ética y moral de nuestra empresa”.

salzillo
Para Antonio, el futuro se ve prometedor.

Claro que esta apuesta conlleva riesgos, muchas veces cuesta que los operadores entiendan y se adapten en un principio a la ardua disciplina en temas de seguridad vial que tiene Salzillo. Por ejemplo, sus unidades no pueden sobrepasar el límite de velocidad permitido, en este caso de 80 km/h y cualquier operador que no lo respete es despedido de inmediato. Del mismo modo, todo cliente que no respete el tiempo de los operadores (principalmente en la carga y descarga de las mercancías) es borrado de su lista.

El punto diferenciador de la compañía que Antonio dirige es que si bien está orientado al tema del autotransporte, su modelo de negocio también se enfoca a la administración de inversiones de terceros, es decir la empresa busca inversionistas que adquieran tractocamiones. Es por ello que, de su flota actual, solo cinco unidades son de la compañía y el resto es de diversos inversionistas, de esta manera Salzillo se ha convertido en una incubadora de empresas de transporte.

transportes salzillo

Para Antonio, el futuro se ve prometedor, el autotransporte es una industria que está blindada contra pandemias, crisis, etc, y cada vez hay más carga, aunque con un menor número de operadores. “¿Qué me hubiera gustado saber sobre la industria cuando empecé en esto? La verdad nada, hay cosas de la vida que tienes que ir aprendiendo con experiencia, a veces la ignorancia genera éxito, el exceso de información te bloquea ¡Tienes que vivirlo!” concluyó.

Te puede interesar:

Publica aquí!