Inseguridad

Triller mortal: Un Porsche, dos camiones y la extraña muerte de ‘Sal’ Sánchez

Nadie de sus rivales logró retirarlo, ningún nocaut fue tan contundente como para dejarlo en la lona, sin embargo, un día como hoy, pero de 1982, el destino del boxeador mexicano Salvador Sánchez cambiaría para siempre.

Proveniente de una familia de campesinos, ‘Sal’ Sánchez nació en Santiago Tianguistenco, Estado de México. Comenzó su carrera en el boxeo a los 16 años y ya de ese momento llamó la atención por su incomparable estilo.

La victoria más recordada ocurrió en agosto de 1981 contra el puertorriqueño Wilfredo Gómez. El mejor peso pluma del mundo tenía nombre y apellido: Salvador Sánchez. No obstante, el 12 de agosto de 1982, con tan sólo 23 años, fue derrotado por el rival menos esperado…y no dentro del ring.

De acuerdo con lo publicado en los periódicos de aquellos años, Sánchez manejaba su Porsche 928 por la carretera Querétaro-Guanajuato cerca de las dos de la mañana, cuando se estrelló de frente contra un camión que transportaba materiales de construcción.

Aparentemente, Sánchez se distrajo un momento, lo que provocó el fatal accidente. El campeón de peso pluma murió en el lugar, aunque…

Sánchez, dos camiones y un Porsche: la historia verdadera

A pesar de que lo publicado en la prensa ha sida la versión más aceptada, existe otro documento que narra con lujo de detalle las últimas horas en vida del púgil mexicano y las cuales vienen expuestas en el libro “De Puño y Letra: historias de boxeadores”, del escritor Alejandro Toledo, publicado en 2005.

De acuerdo con el relato, Sánchez entrenaba en su gimnasio de San José Iturbide, Guanajuato, cuando recibió una llamada telefónica que lo puso un poco nervioso, luego tomó su Porsche y se dirigió hacia Querétaro, dejando a su entrenador esperándolo toda la tarde y noche.

Las causas de su intempestiva salida son inciertas, algunos señalan que fue a buscar unas refacciones que no había en Guanajuato, otros advierten que solamente se dirigió a ver a unos admiradores.

La teoría de la reunión con sus fans es la que alude Alejandro Toledo en su libro, ahí relata que, tras salir de ese encuentro, Sánchez abordó su auto para tomar la carretera y regresar a Guanajuato. Se le notaba nervioso y sumamente ansioso por retornar lo antes posible.

El Porsche 928 en color blanco que manejaba fue un regalo que recibió de un apostador, según relata el sitio Boxeología Mexicana. Sánchez le había hecho ganar mucho dinero a esta persona cuando venció a Azumah Nelson, por lo que su mejor manera de agradecérselo fue con el bólido alemán de 30,000 dólares.

A la altura del kilómetro 14, un camión de los llamados ‘rabones’ con placas de circulación H-7892 y cargado con dos tractomulas agrícolas, dio alcance a la parte trasera del Porsche de Sánchez con placas LNM-622.

El impacto provocó que el campeón perdiera el control de su auto y se estrellara de frente contra un camión Dina Torton placas 6166.AH, al cual aparentemente había querido rebasar minutos antes.

Sánchez chocó con el volante y su cráneo se estrelló en el toldo, propiciando su muerte instantánea o su ‘tristísimo nocaut’ como refiere Toledo en su libro. La noticia llegó a oídos de su entrenador Cristóbal Rojas, quien fue el encargado de ir a reconocer el cuerpo a la morgue.

‘Sal’ tuvo una marca de 44 victorias (33 nocauts), una derrota y un empate. Fue incluido en el Salón de La Fama en 1991 y muchos aún piensan que, si su carrera no se hubiera cortado de tajo, habría llegado a ser el mejor boxeador mexicano de todos los tiempos. Por desgracia, eso nunca lo sabremos.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button