AutobusesCombustiblePasajerosTransporte Público y MovilidadÚltimas noticias

Tope a precios de gas LP pone contra las cuerdas al transporte público de la CDMX

El límite a los precios de venta del gas LP está repercutiendo severamente no solo a los distribuidores, sino a los operadores de transporte público en el centro del país, quienes utilizan este combustible para mover sus unidades.

El 1 de agosto pasado, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) limitó los precios máximos para vender gas LP a los usuarios. El costo promedio disminuyó 10,8% en prácticamente todo el país, mientras que en CDMX cayó 24.1%.

A modo de protesta, la Unión de Gaseros del Valle de México convocó a un paro general el martes pasado, el cual abarcó a 8 mil pipas distribuidoras de gas LP, quienes suspendieron el abasto.

En Hidalgo, algunos camiones que distribuyen el gas se concentraron en el municipio de Tulancigo para unirse a la protesta.

Los distribuidores de gas LP señalan que limitar los precios los deja sin comisión por la venta.

En la CDMX, operadores de transporte público, familias y dueños de negocios se vieron afectados por la huelga. 

De acuerdo con testimonios recabados para esta nota, los conductores de camiones y camionetas de transporte público tuvieron que esperar largas filas de hasta 3 horas para poder cargar, cuando antes el tiempo de esperar era de 10 minutos.

Como respuesta al paro laboral, el presidente Andrés Manuel López Obradoradvirtió que todo aquel distribuidor que se opusiera a vender y suministrar el combustible, se le iniciaría una denuncia.

El miércoles 4 de agosto, José Adrián Rodríguez, presidente de la agrupación y del Gremio Gasero Nacional, confirmó que el paro en la CDMX se suspendía, por lo que la venta y distribución de gas LP se reanudó cerca de las 3 de la tarde.

De acuerdo con el presidente de Coparmex CDMX, Armando Zúñiga más del 40% del transporte concesionado en la CDMX es movido por gas LP.

En contraparte, sólo el 5% de las unidades de transporte en el Edomex usan ese tipo de combustible, aseguró Odilón López Nava, delegado de la Cámara Nacional del Autotransporte Pasaje y Turismo (Canapat), en declaraciones al Sol de Toluca.

Siguen los abusos

A pesar de la reactivación de las actividades, operadores de transporte público en el Valle de México sostienen que existen aumentos en la venta de gas LP de hasta dos pesos por litro.

“Ahora está en 11.52 pesos, cuando antes estaba en 9”, sostiene el operador de una ruta al sur de la CDMX, y quien prefirió el anonimato.

Durante la conferencia matutina, el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield Padilla, subrayó que la dependencia a su cargo cuidará que se respete el precio máximo del gas LP para las diferentes regiones del país.

“Vamos a estar muy atentos en la Profeco de cuidar que nadie se pase de rosca y se respete el precio máximo en cada una de las 145 regiones”, dijo.

Incluso advirtió que quienes no respeten los precios podrían llegar a perder su licencia de distribución.

Sheffield Padilla, aclaró que la medida del gobierno federal de establecer precios máximos del gas LP es “provisional, temporal, extraordinaria, que se aplica para que vuelva a la normalidad el mercado, particularmente en la venta de gas LP en cilindros”.

Gas LP en el transporte público

El gas licuado de petróleo (LP) es un combustible libre de plomo que produce emisiones muy bajas de hidrocarburos y monóxidos de carbono, el cual es muy fácil de licuarse y puede convertirse en carburante para los vehículos, aumentado un 20% la eficiencia en uso.

En México se ha usado el gas LP para impulsar vehículos de transporte público desde la década de los 80´s. 

Las primeras unidades de este tipo fueron los microbuses en la Ciudad de México, los cuales comenzaron a utilizar este combustible debido a que era mucho más barato que la gasolina. 

En la actualidad se busca que la mayoría de vehículos destinados al transporte público usen combustibles limpios. 

Para que un vehículo que utiliza gasolina pueda usar gas LP, se requiere de una conversión del motor que le permita aceptar este tipo de combustible

Su uso presenta algunas ventajas con respecto al diésel o la gasolina, tales como:

-Menor contaminación por una combustión más eficiente.

-Menor costo por litro.

-No mancha ni deja residuos.

-Su combustión no genera lluvia ácida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *