DAF MEXICO
Tecnología en el transporteÚltimas noticias

¿Qué beneficios obtienen las empresas de transporte a través del factoraje?

Muchas personas se preguntan cómo hacer viable sus negocios de exportación teniendo en cuenta que existen plazos entre la entrega de mercaderías y la recepción de los pagos que pueden ser difíciles de afrontar, sobre todo para los emprendimientos pequeños.

De hecho, las demoras en la cadena de pagos condenan a muchos empresarios a una falta de liquidez que les impide poner en marcha nuevamente la producción para sostener el stock y las ventas de manera permanente.

Este problema no es nuevo y desde hace mucho tiempo que existen algunas herramientas desde el mundo de las finanzas cuyo objetivo es justamente atender a las necesidades de las empresas exportadoras.

Las empresas de factoraje son aliados indispensables de los exportadores, ya que les ofrecen un servicio a la medida de sus necesidades. Pero, ¿cuáles son exactamente las soluciones que ofrecen las empresas de factoraje y en qué medida resultan beneficiosas?

En este artículo, les contamos en detalle de qué se trata la práctica del factoraje y por qué puede resultar una opción ideal para potenciar la capacidad de exportación de una empresa.

¿Qué es el factoraje?

Si bien se trata de una práctica que es bastante común en el ámbito de los negocios, son muchos los empresarios que aún desconocen el factoraje o lo encuentran difícil de comprender. 

En realidad, el factoraje es muy simple. Se trata de un sistema por el cual una empresa o un emprendimiento les vende sus derechos de cobro a otra empresa que, a cambio, le ofrece liquidez de manera inmediata por un monto inferior. Por lo general, las empresas de factoraje ofrecen hasta un 90% del valor de las facturas pendientes de cobro, pero en algunos casos se puede otorgar hasta el 100% del mismo.

A través de este mecanismo, la empresa exportadora evita la espera asociada a los plazos de pagos que, por lo general, redunda en un freno a la producción por imposibilidad de reponer insumos o pagar otros costos asociados a la generación de los productos que exporta.

Al disponer de liquidez inmediatamente después de haber realizado una venta, la empresa puede mantener en marcha el esquema productivo, renovando rápidamente su stock para afrontar una nueva venta.

A cambio de asumir el riesgo crediticio y realizar la gestión de la cobranza, las empresas de factoraje, cobran un porcentaje que es el beneficio obtenido por los servicios prestados. 

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del factoraje?

Como mencionamos más arriba, una de las principales ventajas del factoraje es que permite a las empresas contar con liquidez inmediata luego de haber realizado una venta, lo cual les permite no sólo reactivar el proceso de producción, sino que también, dependiendo del caso, les habilitará la posibilidad de crecer comprando más bienes de capital o aumentado el caudal de producción.

Pero además, otro beneficio del servicio de factoraje es que ahorra a las empresas mucho trabajo. El factoraje no se trata solamente de resolver la cuestión de la liquidez, sino también de ahorrar energías y tiempo en las gestiones  y riesgos asociados al cobro.

Quienes tienen experiencia en exportación sabrán que el momento de gestionar de qué manera el comprador hace llegar el dinero al vendedor es un trámite que puede tener muchas complejidades, sobre todo cuando se trata de comercio exterior y hay dificultades con diferentes monedas y regulaciones.

A su vez, los riesgos de remitir mercadería y no recibir los pagos son también muy reales. Más de una empresa exportadora ha vivido situaciones de este tipo que, dependiendo el caso, pueden poner en riesgo la continuidad de la producción. Por esa razón, el factoraje resulta muy apreciado, ya que anula el tan temido riesgo por falta de pago.

Ahora bien, estos servicios no son gratuitos. El factoraje cobra un monto que, si bien no resulta significativo, para algunas empresas que no tienen un margen grande de ganancia puede hacer la diferencia. 

La desventaja central es exactamente esa. Cuando se trata de una empresa con un rendimiento bajo por ventas, delegar el riesgo a una empresa de factoraje quizás no sea una buena idea, ya que es probable que termine consumiendo casi todo el margen de beneficio.

Nuevas tendencias dentro del factoraje

Si bien el factoraje es una práctica que viene funcionando hace muchos años en el ámbito del comercio internacional, la incorporación de algunas innovaciones tecnológicas han redundado en que esta herramienta se vuelva mucho más accesible.

Anteriormente, recurrir a una empresa de factoraje podía implicar un complicado trámite bancario en el que se gastaba mucho tiempo y esfuerzo. Sin embargo, ahora se han desarrollado plataformas en línea que hacen todo mucho más sencillo.

Con solo navegar por internet, se podrá encontrar que existen empresas de factoraje que ofrecen sus servicios completamente en línea. Con sólo completar un formulario con datos básicos y las facturas pendientes de pago se puede acceder al financiamiento necesario para sostener la producción.

Con unos simples pasos, las empresas pueden lograr adelantos en sus cobros que les resuelven problemas contables claves para una buena salud financiera.

De esta manera, gracias a los desarrollos de la informática, se ha vuelto mucho más sencillo comprender de qué se trata el factoraje, como acceder a un servicio de este tipo. 

Uno de los aspectos más interesantes de las nuevas plataformas que ofrecen factoraje es que no se requiere presencia, evitando traslados y pérdidas de tiempo para quienes están a cargo de empresas y tienen que afrontar muchas tareas en simultáneo.

Con sólo crear un usuario y cargar la información, se puede recibir el dinero en 24 horas y olvidarse de las gestiones y riesgos asociados al pago, para focalizar la energía y los recursos humanos en que la empresa siga funcionando y creciendo.

En conclusión, las empresas de factoraje son las aliadas clave de exportadores y vendedores en general, ya que les resuelven una parte importante del proceso de las ventas, al tiempo que asumen riesgos que representan un verdadero problema para las empresas, sobre todo si están dando sus primeros pasos.

Publica aquí!