InseguridadÚltimas noticias

Ola de violencia y narco-incendios le dan un ‘nocaut’ al autotransporte de carga 

La ola de violencia que se ha vivido en Jalisco, Guanajuato, Ciudad Juárez y Tijuana ha cobrado una nueva víctima: el autotransporte de carga.

De acuerdo con datos de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, Canacar, las pérdidas no solo se presentaron para el transporte de personal, sino también para los cruces de carga internacionales.

Se estima que alrededor de mil 500 camiones cruzan por la garita comercial de Mesa de Otay, pero ante la ola de violencia que sacudió a Baja California la semana pasada, pasaron únicamente 375 camiones de carga internacional, es decir solo el 25%.

Desde el sábado pasado, operadores de la zona detuvieron sus labores por completo, ante el temor de ser abordados por las células criminales que perpetraron los incendios en varias ciudades del país.

Ante ello, las empresas transportistas acordaron con sus clientes de prácticamente todas las industrias (maquilas, médica, automotriz, etc), el parar operaciones para preservar la seguridad de sus conductores.

La ola de violencia se presenta cuando el sector del autotransporte continúa en una importante afectación económica por causa de la pandemia y la inseguridad.

Apenas la semana pasada, el presidente nacional de la Canacar, José Ramón Medrano Ibarra, señaló que las pérdidas por el robo al autotransporte de carga representan el 0.5% del Producto Interno Bruto (PIB); esto asciende a un monto de 92 mil millones de pesos al año.

Representantes del autotransporte y empresarios condenan la violencia que se vive en el país

Los integrantes de CANACAR repudiaron la muerte de ciudadanos a manos de la delincuencia organizada, el daño al patrimonio de los empresarios y el miedo fundado en la población.

“Desde diversas perspectivas es claro que atender este fenómeno requiere voluntad, una visión multidimensional y coordinación interinstitucional. Exigimos a las autoridades competentes acciones inmediatas para restablecer la paz, la justicia y el Estado de Derecho”, señaló la organización.

Para la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN), los hechos de violencia en el norte y occidente del país ponen en riesgo la seguridad de los mexicanos y las actividades económicas, provocando pérdidas en la industria, turismo, comercio y servicios.

“Es por ello que hacernos un enérgico llamado a las autoridades para que brinden soluciones inmediatas a estos hechos. Esto genera desconfianza en las inversiones extranjeras y la imagen de los comercios”, mencionó el presidente de la confederación José Abugaber.

Por su parte, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), señaló que la situación no solo deteriora la ya afectada economía nacional, además enrarece el ambiente de negocios y es un factor más que inhibe la llegada de nuevas y muy necesarias inversiones al país.

“La ausencia de una estrategia efectiva contra la inseguridad ha resultado en terreno fértil para que en lo que va del sexenio se hayan perpetrado más de 130 mil homicidios dolosos, 10 asesinatos de mujeres por día y solo en los últimos ocho meses, el asesinato de 13 periodistas”, señaló la Confederación.

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button