Últimas noticias

Las reivindicaciones globales en el sector transporte

Si el transporte para, para lo demás. Ese es el lema con el que está el sector reivindicando su importancia ante anuncio de paros antes de Navidad si la situación no cambia en un país como España, donde más del 85% del movimiento de mercancías se hace por tierra.

Extrapolando esta reivindicación al otro lado del Atlántico, en México son muchas las empresas que también empiezan a levantar la voz ante situaciones similiares.

En primer lugar, el transporte terrestre está viviendo un momento de gran complicación por culpa del precio de la gasolina. La política inflacionista que está viviendo medio mundo está poniendo en entredicho la capacidad de las empresas de asumir las subidas sin repercutirlo en el precio final de servicio como muchos pretenden.

Esta situación está resultando especialmente sensible en países donde a la gasolina se une el precio de la luz e incluso una subida en la llamada cesta de la compra. 

Pero no es la única reivindicación. La necesidad que tiene el sector de un reconocimiento y un marco de seguridad es vital para que continúe su expansión. En países de Latinoamérica es vital mover los productos para conseguir las exportaciones que engrosen las cuentas económicas, pero sin una seguridad en las rutas, se complica sobremanera.

Muchas empresas están optando por tres vías de profesionalización que les permitan no solo sobrevivir sino marcar la diferencia y firmar acuerdos comerciales y empresariales de medio plazo.

La primera de ellas pasa por la formación de sus trabajadores. Un conductor que tenga la posibilidad de mejorar su conducción gracias a estar formado en los distintos cursos de mercancías peligrosas, frenadas de emergencia o incluso en la propia tecnología que podrá usar para ayudarse en la conducción en ruta será clave para sacar partido a cada trayecto y, también, garantizar su seguridad y su valía.

El personal formado es una de las inversiones con más retorno en una empresa, precisamente, por la valoración de sus trabajadores y su capacitación.

En segundo lugar, el incorporar herramientas de tecnología que aporten datos que puedan después interpretarse en las compañías permiten tomar decisiones que no solo agilicen procesos sino que sirvan para crear unos procedimientos que también ahorren costes.

Un ejemplo claro es la velocidad en la que los conductores transitan para cumplir los plazos. Si se adecuan a una velocidad más normalizada, su conducción será más eficiente, desgastará menos el vehículo y, cómo no, ahorrará en combustible. 

“La incorporación, en tercer lugar, de dashcam en tu flota es clave para garantizar el vehículo ante cualquier siniestro, depurando responsabilidades, pero también ayudando en caso de robo a la recuperación de la carga o identificación de los sujetos. Las dash cams, que a priori solo se pensaban para el exterior, tienen una gran importancia en el interior ya que, gracias a la IA, son capaces de agilizar el cambio de conductor gracias a la identificación facial, así como a detectar distracciones en caso de necesidad de dar una voz de alarma por la seguridad de conductor y vehículo” hablan desde el sector.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button