Últimas noticias

La leyenda del trailero de la Rumorosa ¿Realidad o ficción?

Si existe un tramo carretero que, históricamente, se ha convertido en todo un reto para cualquier operador de carga que circule por ella, esa es la Rumorosa.

La autopista que conecta a Mexicali con Tijuana es parte de la Carretera Federal 2 y hace años contaba con un solo camino de dos sentidos, lo cual la hacía sumamente peligrosa por la cantidad de curvas cerradas que poseía.

En la actualidad, existen dos caminos de dos carriles cada uno, uno de subida y otro de bajada, con un mejor señalamiento.

No obstante, y aún con las medidas de seguridad, se estima que 200 tractocamiones, camiones o de carga se accidentan en la autopista cada año.

Su siniestralidad no es el único aspecto que caracteriza a la Rumorosa.

Miles de historias, apariciones paranormales y leyendas rodean cada uno de sus kilómetros, la más conocida entre los operadores es la de aquel trailero fallecido que aparece en el camino.

El trailero de la Rumorosa

El trailero de la Rumorosa

La historia dicta que hace mucho tiempo sobre la Rumorosa, un trailero manejaba a toda velocidad rumbo a Mexicali, pues su esposa estaba a punto de dar a luz y llevaba dinero para dárselo.

Sin embargo, cuando iba a tomar una curva peligrosa perdió el control y se estrelló contra unas rocas.

El operador se bajó del tráiler aturdido y esperó a que alguien pasara para que lo ayudara a llegar a la ciudad, pero al no lograrlo, decidió caminar buscando la salida.

A los tres días hallaron el camión, pero no al conductor; de él no se supo nada, hasta que, años más tarde, un muchacho que manejaba un tráiler se detuvo porque un hombre le hizo señas.

“Amigo, me llamo Francisco y necesito con urgencia que mi mujer reciba un dinero porque va a tener un niño. Yo no puedo ir, mi tráiler se descompuso y no lo puedo dejar aquí”.

El hombre le entregó un papel en el que anotó la dirección y el nombre de su esposa. El muchacho acudió a esa dirección, pero le dijeron que quien vivía ahí ya se había cambiado.

El joven no se dio por vencido y preguntó en varios lugares hasta que, por las señas del papel, una anciana le indicó donde vivía.

Una mujer le abrió, era la esposa de Francisco y el muchacho le dijo que había encontrado a su esposo en la carretera y le había pedido entregarle este dinero.

“No puede ser, mi marido murió hace 5 años”, respondió la contrariada viuda.

El muchacho le entregó el dinero y se fue a su casa sumamente afligido, donde ya lo esperaba el espíritu del trailero para darle las gracias.

Días después, el joven se enteró que eso mismo le había pasado a otros compañeros en el mismo tramo y que, para quienes no le llevaban el dinero a su esposa, las consecuencias eran fatales.

¿Mito o realidad?

Al ser cuestionados sobre la leyenda, las opiniones de los operadores son ambiguas.

Unos afirman que se trata sólo de una leyenda urbana inexistente, otros indican que la historia es real y que algunos compañeros sí les ha pasado.

Ese es el caso de Don Manuel Zamudio, un operador originario de Mérida, quien mandó una carta al medio Novedades Yucatán, donde explicó que a uno de sus mejores amigos de nombre Sebastián le pasó algo relacionado con esta historia.

Según su testimonio, Sebastián circulaba por la Rumorosa cuando un hombre (de apariencia trailero por la ropa que vestía), le pidió que se detuviera. Éste lo hizo y al ver en su retrovisor se dio cuenta que ya no estaba la persona y decidió seguir con su camino.

Para su sorpresa no había avanzado ni dos kilómetros cuando de pronto ve a la misma persona en la misma actitud, pidiendo un aventón, lo cual era imposible pues lo había dejado atrás en la carretera.

Al llegar a un paradero, Sebastián le comentó a sus compañeros lo que le había ocurrido y éstos le dijeron: ‘Bienvenido al club’. Los hombres le contaron la leyenda.

La historia de ‘El trailero de la Rumorosa’ ha sido tan relevante que incluso fue incluida en “La Rumorosa y los aparecidos”, libro electrónico publicado por el Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe).

Aún se desconoce si la historia sea real. Sin embargo, todos coindicen en algo: pasar por la Rumorosa en la noche genera un escalofrío difícil de explicar.

¿Será acaso qué el trailero sigue tratando de ayudar a su esposa embarazada? Quizás nunca lo sabremos.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button