CombustibleÚltimas noticias

Ingresos excedentes no son suficientes para cubrir subsidio del IEPS

Los ingresos excedentes que obtuvo el sector público, principalmente por la parte del petróleo y el Impuesto sobre la Renta (ISR), no compensaron el costo que tuvo para el erario otorgar los estímulos fiscales, tanto normal como complementario, a las gasolinas en la primera mitad del año.

De acuerdo con datos del Servicio de Administración Tributaria (SAT), en el primer semestre del año los estímulos fiscales al Impuesto Especial sobre Producción y Servicio (IEPS) a gasolina fueron por 117,398 millones de pesos, mientras que por los complementarios, que se empezaron a implementar desde marzo pasado, la renuncia recaudatoria fue de 44,047 millones de pesos.

En total, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador dejó de captar 161,445 millones de pesos por estos estímulos, esto como parte del Paquete Contra la Inflación y la Carestía (Pacic), que busca evitar incrementos fuertes en el precio de los productos.

El monto de lo que no se está recaudando por los estímulos fiscales es mayor, por ejemplo, al presupuesto aprobado para este año a la Secretaría de la Defensa Nacional, que es de 104,106 millones de pesos. Y también es mayor al gasto aprobado para los poderes y entes autónomos, de 149,501 millones de pesos.

Anteriormente, cuando fue presentado el estímulo fiscal complementario por el alto precio del petróleo en marzo pasado, funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) indicaron que estas ayudas se compensarían con los ingresos excedentes que se obtendrían por la venta de este combustible, el cual hasta la fecha se vende a un mayor precio al que se tenía presupuestado para este año.

La plataforma de exportación de petróleo, con el ingreso de crudo adicional, son suficientes para cubrir el estímulo de gasolina”, dijo anteriormente a El Economista Rogelio Ramírez de la O, secretario de Hacienda.

Mayores, pero insuficientes

Si bien en la primera mitad del año se observaron ingresos mayores a los que se tenían programados, estos recursos no compensaron la pérdida recaudatoria por los estímulos a gasolinas, en un contexto donde prevalece la incertidumbre por la inflación, la pandemia, y la coyuntura económica

De acuerdo con el último informe de la Secretaría de Hacienda, en la primera mitad del año el erario obtuvo 159,437 millones de pesos de ingresos extra, cifra ligeramente por debajo de la pérdida recaudatoria por los estímulos fiscales.

Estos ingresos excedentes se obtuvieron, en mayor medida, por un mejor desempeño en la recaudación de impuestos, principalmente del ISR.

De enero a junio de este año, el ISR dejó una recaudación extra de 134,145 millones de pesos, lo cual se atribuyó a un efecto de la implementación de la Ley outsourcing, así como por mayor fiscalización por parte del SAT, que en el sexenio actual se ha caracterizado por ir tras los adeudos fiscales de los grandes contribuyentes.

Mientras que por los ingresos petroleros se obtuvieron excedentes por tan sólo 53,441 millones de pesos, es decir, menos de la mitad de la pérdida recaudatoria por los estímulos fiscales.

Hace algunas semanas, al presentar el costo del Pacic, Ramírez de la O señaló a los estímulos fiscales como uno de los principales frenos para que la inflación no alcance una tasa de dos dígitos.

Se evita inflación de dos dígitos

Información actualizada muestra que en la primera quincena de julio la inflación se ubicó en 8.16%; sin embargo, de no presentarse estos estímulos, podría ser superior a 10 por ciento. De acuerdo con Ramírez de la O, de no haber estos beneficios, la inflación estaría en 2.6% más arriba.

“Estamos viendo buenos resultados con este paquete, pero a su vez vemos en dónde necesita reforzarse. Los compromisos son: no aumentar los costos de energéticos, la apertura de importaciones de básicos, limitar la exportación de maíz blanco para tener una reserva estratégica, asegurar acuerdo con Estados Unidos para importar leche y fertilizantes, tarifas ferroviarias y continuar dando seguimiento a estabilización de la canasta básica”, dijo hace unos días.

Si bien analistas coinciden en que los estímulos sí han logrado limitar el incremento de la inflación, los estímulos fiscales benefician, principalmente, a los contribuyentes de mayores ingresos, por lo cual son regresivos.

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button