Autotransporte de cargaCargaÚltimas noticias

Ingresos de operadores han disminuido hasta 40% por Covid-19

Los operadores de las empresas de transporte en México ganan generalmente por comisión del flete o por kilometro recorrido lo cual ha disminuido con el bajón de carga por la crisis del Coronavirus.

Nuevas investigaciones han revelado el impacto que está teniendo la pandemia del Covid-19 a las más de 3.5 millones de compañías que brindan servicios de transporte por carretera en México y el mundo.

De acuerdo con la Organización Internacional del Transporte por Carretera (IRU, por sus siglas en inglés), los ingresos de quienes operan el transporte de mercancías han disminuido hasta en un 40% durante el periodo de confinamiento.

Como consecuencia, algunos segmentos también se han visto perjudicados como el de autopartes, ropa y materiales de construcción.

“El problema para las empresas de autotransporte es la liquidez, muchas están al borde de la bancarrota, y se espera que las dificultades financieras continúen al menos hasta 2022”, indica Umberto de Pretto, Secretario General de IRU.

Las quiebras de los operadores ponen en riesgo la recuperación de toda una economía, así como el retorno constante a la interacción social y comunitaria.

¿Cuánto pierde el autotransporte en los demás sectores?

Los ingresos de transportistas de pasajeros han disminuido hasta en 100% durante el confinamiento, en comparación con el mismo periodo del año pasado. 

Esto varía del 50% para el autobús urbano, hasta el 80% para los servicios interurbanos programados, y hasta el 100% para los servicios turísticos y de autobuses transfronterizos.

Las investigaciones de IRU sobre los transportistas en Europa, Asia y América hallaron barreras operativas clave. En el transporte de mercancías, son las restricciones legales que impiden que los conductores trabajen, la congestión en las fronteras y los retrasos en los puntos de carga y descarga. 

Las empresas de pasajeros citan el cierre de los servicios de movilidad a la desconfianza del transporte público para el distanciamiento social, y el costo de medidas adicionales en salud y seguridad.

Ante ello, organizaciones internacionales están solicitando a los gobiernos que intensifiquen los esfuerzos para apoyar a las empresas transportistas y así logren impulsar una recuperación financiera y social más amplia.

Entre las medidas están el otorgamiento de créditos para la renovación de flotas a tasas de interés bajas, extender los plazos de pago y / o reducir o eliminar temporalmente los impuestos, cargos y aranceles, incluidos los impuestos corporativos, las contribuciones sociales y el impuesto al combustible.

A la par, los operadores deben tener acceso prioritario a equipos y materiales de protección y desinfectantes adecuados, además de evitar la sobrerregulación en las carreteras.

Estas medidas deben coordinarse entre países y bloques comerciales para evitar confusiones entre los operadores y así mantener un panorama más competitivo.

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button