Autotransporte de cargaCombustibleInternacionalÚltimas noticias

¡Increíble! Precio del diésel a nivel mundial ha subido 63% desde enero de 2021

La escalada de los precios del combustible está impulsando la inflación en la economía mundial y las cadenas de suministro se enfrentan a bloqueos.

De acuerdo con estimaciones de la Organización internacional del transporte por carretera, IRU, los precios del diésel han subido un 63% a nivel mundial desde enero de 2021, repuntando desde la guerra de Ucrania y sin que se vislumbre el final de la volatilidad.

Los aumentos en el precio del combustible han afectado los márgenes de los operadores en un 9% en dos meses, pero sus márgenes de beneficio neto suelen ser poco más del 3%.

En ese sentido, el creciente riesgo de que los pequeños empresarios quiebren colapsará aún más las redes de movilidad y logística, y significará que serán menos capaces de invertir en nuevos vehículos para descarbonizarse.

“Los operadores de transporte por carretera se enfrentan a una crisis de flujo de caja, especialmente el 90 % que son pequeñas y medianas empresas”, dijo Radu Dinescu, presidente de IRU

La volatilidad en los precios del diesel y los términos comerciales inflexibles significan que tienen poco margen de maniobra y las quiebras van en aumento.

De acuerdo con su perspectiva, esto dañará la capacidad y la eficiencia de la red de transporte por carretera, lo que afectará las cadenas de suministro, la inflación y la economía en general.

Medidas de emergencia

Foto: https://sp.depositphotos.com/

Ante ello, IRU lanzó un plan de emergencia de 17 puntos para apoyar a las empresas de transporte, especialmente para aliviar la volatilidad del precio del combustible, y para realinear las hojas de ruta de descarbonización a las nuevas realidades de la creciente inseguridad energética.

Entre las medidas, la IRU pide un mecanismo de ajuste de los impuestos especiales sobre el combustible para los operadores de transporte comercial, para proporcionar seguridad a corto plazo y evitar el colapso parcial de las redes de transporte por carretera y la inflación.

Debido a las enormes diferencias de hasta el 96 %, la IRU también pide que todos los modos de transporte comercial paguen el mismo impuesto sobre el combustible para mantener en curso los planes de descarbonización, así como acelerar las medidas de eficiencia a través de camiones ecológicos.

En medio de una mayor inseguridad energética y un creciente desequilibrio entre la oferta y la demanda de combustible, todos los combustibles alternativos y existentes de bajo y cero también deben permanecer en uso operativo.

Los gobiernos deben revisar cuidadosamente las políticas de descarbonización para planificar un cambio más gradual hacia los combustibles renovables, más allá de los vehículos eléctricos de batería.

“Se debe reducir las distorsiones del mercado, como el cobro a los usuarios de las carreteras y las zonas de cero emisiones que excluyen las opciones de combustibles con bajas emisiones de carbono que ya están en funcionamiento, como el biodiésel y el biocombustible. GNL”, señala.

La resolución de emergencia fue adoptada por los miembros de la IRU, con aportes del sector del transporte comercial por carretera en todas las regiones del mundo.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button