DAF MEXICO
AutomotrízÚltimas noticias

Estas son las 7 refacciones mas comunes en los autos

La frecuencia con la que debes cambiar alguna autoparte depende en gran medida de la marca y modelo de tu coche; no obstante, hay algunas piezas que por su función tienden a desgastarse más, sin importar el tipo de auto o el mantenimiento.

Reemplazar de inmediato las piezas desgastadas u oxidadas garantiza el buen funcionamiento de tu auto y la seguridad de todos los pasajeros, y aunque no hay un periodo establecido para reemplazarlas, lo más recomendable es que lleves tu auto al servicio cada 10 mil kilómetros, ahí lo revisarán por completo y verán el estado de cada pieza.

De acuerdo con plataformas de compra-venta de autos seminuevos, éstas son las 7 refacciones que tienden a desgastarse más rápido por uso:

Balatas y discos de freno. Estas piezas son esenciales, ya que forman parte del sistema de frenado, el cual es muy importante para mantener la seguridad de todos los pasajeros. 

Las balatas y los discos son las partes que se desgastan más rápidamente, ya que dependen del uso que le des a tu vehículo, de tus hábitos de manejo y de que el auto cuente con una buena lubricación.

Tanto las balatas como el disco tienen la función de generar fricción para detener el movimiento de las llantas, por ello es fácil detectar cuando necesitan cambiarse, pues producen ruidos o rechinidos al momento de frenar, el freno se siente ‘flojo’, genera un olor a quemado o incluso jaloneos. Si éste es tu caso, debes cambiarlas inmediatamente.

Para mantenerlas en buen estado y que te duren más debes evitar frenar bruscamente y estar pendiente de que el líquido de frenos siempre esté en buenos niveles.

Llantas. Las llantas son muy importantes, ya que son la única parte del vehículo que está en contacto con el pavimento.

Recuerda que los movimiento bruscos o terrenos irregulares pueden afectar la forma de los neumáticos, así como los niveles de aire.

Revisar las llantas es fácil, ya que puedes hacerlo a simple vista y no requiere de equipo. Procura realizarlo por lo menos una vez al mes o antes de salir a carretera. Checa su estado físico y niveles de aire.

Si notas deformaciones, las llantas bajas o que se están poniendo lisas es momento de cambiarlas.

Limpiaparabrisas. La parte que más se desgasta de los limpiaparabrisas son las gomas debido a la fricción y los cambios de temperatura, pero son fáciles de reemplazar y de adquirir.

El buen estado tanto de las plumillas como de las gomas te ayudará a tener un parabrisas limpio y despejado para que tu experiencia al conducir sea más agradable y segura.

Faros. Recuerda que los faros son los ojos de tu auto y sin ellos no podrías conducir en la noche o en zonas con neblina.

Es importante que los faros estén en perfectas condiciones, sobre todo si piensas conducir por carretera. 

Sensores de temperatura. El buen estado de los sensores de temperatura te ayudará a prevenir una descompostura y un mal rato.

Estos sensores están diseñados para monitorear los niveles de líquidos y el sobrecalentamiento de tu auto, para avisarte cuando hay un problema que requiere atención de inmediato.

Banda de distribución. La banda de distribución es muy importante ya que si no está en buen estado puede ocasionar graves problemas al motor.

Sin embargo, revisarla y cambiarla requiere la intervención de un especialista, por lo que lo más conveniente es que en cada servicio pidas su chequeo o cambio, en caso de ser necesario.

Batería. La batería es otra de las refacciones más comunes. Cuántas veces has visto autos varados sobre avenidas o autopistas porque la batería falló o tiene problemas de carga.

Algunos conductores desestiman las ‘pequeñas’ fallas en las baterías o los problemas de retención de carga, pero si esta parte no está en buen estado, no sólo afectará los sistemas eléctricos, sino que literalmente no podrás poner en marcha el auto.

La batería puede fallar por muchas razones, una de ellas es cuando el auto pasa estacionado mucho tiempo, días o meses, lo cual fue común durante el confinamiento por la pandemia, ya que muchos conductores se quedaron en casa y dejaron de usar su auto por largos periodos; no obstante, estas fallas pueden arreglarse ‘pasandole’ carga, no necesariamente implican que se tenga que cambiar la pieza en sí. En este caso lo recomendable es quitar la batería y colocarla cuando vuelvas a usar el coche.

Pero si los problemas persisten, si la batería se descarga frecuentemente, notas cambios en la temperatura del auto o fallas en el alternador tal vez sea momento de pensar en una nueva batería. 

Publica aquí!