AutomotrízÚltimas noticias

¿De qué manera se fijan las partes de un camión al momento de armarlo?

La fabricación de unidades pesadas es una piedra angular para el crecimiento del autotransporte y de la economía en nuestro país.

Durante los primeros siete meses del año, la producción sumó un total de 107,647 unidades, lo que se traduce en un crecimiento de 12.5% respecto al mismo periodo del año anterior, en el que se produjeron un total de 95,688 unidades.

En ese sentido, es bien sabido que el armado de vehículos abarca (al menos hasta hace algunos años), únicamente el proceso de soldar y atornillar las piezas para fijarlas.

Con el paso del tiempo, el ensamblaje ha ido en constante evolución, provocando que los fabricantes opten por soluciones más efectivas, duraderas y amigables con el medio ambiente.

Ejemplo de ellos son las cintas adhesivas y los servicios personalizados que ahora relevan a las fijaciones tradicionales, generando ahorros en peso y costos a los fabricantes.

Para Isabel Castillo, Gerente de Ventas del segmento automotriz para tesa México, existen productos que ayudan al montaje permanente de componentes para todo tipo de vehículos y transportes, sin recurrir a la fijación mecánica.

En ese sentido, la compañía tesa (la cual pertenece al grupo Beiersdorf), ofrece soluciones de productos y sistemas autoadhesivos para el armado de vehículos ligeros y pesados.

Origen y evolución de tesa

La historia de tesa comienza con el desarrollo de un vendaje adhesivo. Paul C. Beiersdorf, un farmacéutico, estaba trabajando en el vendaje cuando el Dr. Oscar Troplowitz se hizo cargo del laboratorio del fundador de la empresa, en 1890. 

El vendaje se adhería muy bien, pero irritaba la piel. Troplowitz hizo de la necesidad una virtud y, en 1896, lanzó la primera cinta adhesiva.

Hoy, tesa es uno de los principales fabricantes en soluciones de productos y sistemas autoadhesivos para diferentes industrias, entre ellas la automotriz y la del transporte.

La compañía tiene presencia global en más de 100 países con los materiales autoadhesivos que ofrece; todo ello, a través de las 14 plantas de producción que posee en distintos países.

“En México tenemos casi 30 años, con una fuerza de ventas especializadas en cada uno de los rubros que cubrimos”, señala Isabel Castillo, Gerente de Ventas del segmento automotriz para tesa México, en entrevista para Transporte.mx

Armado de unidades

En el caso de la industria automotriz, tesa atiende a prácticamente toda la cadena de suministro desde las armadoras, hasta los proveedores que las atienden.

“Uno de los valores agregados al trabajar con las armadoras es que diseñamos soluciones a la medida de cada uno de ellos, por ejemplo, uno de nuestros fuertes tanto para la producción de autos como de transporte son los procesos de pintura”, señala Castillo.

En tal escenario, tesa ofrece diferentes tipos de cinta que sirven para enmascarar o delimitar las áreas del coche o del autobús que necesitan pintarse, de tal manera que se puedan retirar posteriormente y no dejen ningún tipo de residuo.

“Tenemos diferentes soluciones para este tipo de aplicaciones de pintura con materiales que resisten distintas temperaturas, condiciones, etc”.

Uno de los principales retos para la industria es reducir el peso de la carrocería, principalmente en el caso de los vehículos eléctricos, los cuales sufren por el tamaño de las baterías.

Ante ello, tesa desarrolla materiales de espuma acrílica que ayudan, entre otras cosas, a realizar ensamblajes permanentes sin agregar más peso.

A la par, tienen materiales y arneses que sirven para fijar todos los cableados internos de los vehículos, los cuales no agregan peso, y son más limpios y sencillos de manipular.

Sector transporte

Por su propia carga, el reto de la fijación de las unidades pesadas es mucho más complejo.

En el caso del autotransporte, las mismas espumas acrílicas se pueden utilizar para el armado de las cajas secas, donde los diferentes paneles se ensamblan con este material, toda vez que las unidades deben soportar ciertas cargas de mayor peso en relación a un vehículo ligero. 

A la par, deben resistir todas las vibraciones de estas cajas secas durante el transporte de la mercancía, además de condiciones extremas de clima, etc. 

“El producto puede ser el mismo pero el uso cambia de acuerdo a las necesidades del fabricante. Nuestros materiales tienen esa variedad de desempeño que permiten darle ese diferente uso”.

De acuerdo con la compañía, cobran relevancia los materiales que ofertan para evitar vibraciones o ruidos al interior de las unidades.

Expectativas

La fabricación de vehículos pesados y ligeros se vio severamente perjudicado por la pandemia, provocando también afectaciones a sus proveedores.

El reto para tesa fue la constancia en la relación con sus clientes para entender su proceso de producción (niveles de afectación, desabasto de componentes, etc).

De acuerdo con Isabel Castillo, todas las armadoras han tenido diferentes grados de producción, por eso la comunicación ha sido clave para entenderlos y con ello la empresa genere niveles adecuados de inventario para poderlos atender sin afectar sus procesos productivos.

“Nuestro objetivo ha sido mantener el flujo de las plantas donde se producen los materiales hacia nuestros centros de distribución en México”.

Respecto al segundo semestre del año, la finalidad de la compañía es no parar la producción, y garantizar el abasto de materias primas.

Por último, en el apartado de ventas de la parte automotriz, se prevé que se tenga un repunte en relación con el primer semestre del año.

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button