PasajerosTecnologíaÚltimas noticias

Crece pago Cashless en transporte público de la Ciudad de México

A 5 meses de activar pagos digitales en 3 líneas del Metrobús, las empresas advierten que se debe mitigar el miedo a estas tecnologías.

El Metrobús de la Ciudad de México se acelera hacia el transporte cashless o sin efectivo.

Este sistema de transporte público, que cuenta con 7 líneas y mueve a 1.5 millones de personas cada día, sumará una nueva ruta a los medios de pago digitales instalados desde septiembre en las líneas 1, 2 y 3. Desde abril, la Línea 4 aceptará pagos con tarjeta de crédito y débito directamente en el autobús, así como billeteras electrónicas en relojes o celulares inteligentes.

La Línea 4, que va de Buenavista al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, tiene la particularidad de no contar con máquinas de recarga de la tarjeta de transporte público en las estaciones. Los validadores de peaje están montados a bordo de la unidad, de manera que las tarjetas bancarias, relojes o teléfonos inteligentes servirán para pagar la tarifa directamente en el autobús, sin usar la tarjeta oficial de movilidad integrada. 

Las empresas Conduent, Getnet de Santander y Work Level fueron las encargadas de implementar los pagos digitales en las líneas 1, 2, 3 y actualmente trabajan en la instalación de esta tecnología en la Línea 4, luego de haber ganado el concurso para la adjudicación de la concesión del sistema de peaje de esta vía, que desde su inauguración en 2012 hasta el primer trimestre de este año estuvo a cargo de Inbursa, empresa del multimillonario Carlos Slim.

En entrevista con Forbes México, el asesor técnico del consorcio, Carlos Argumedo, comenta que los pagos con tarjetas de crédito, débito y dispositivos inteligentes “empezaron muy bajitos, pienso que la gente tenía temor de usar estos nuevos medios de pago, pero ya que se dieron cuenta de que son seguros, los fueron usando mucho más y hoy estamos al doble de lo que estimábamos para el arranque”.

A casi seis meses de la habilitación de estos medios de pago cashless, 1% de los acceso diarios en las líneas 1, 2 y 3 ya se hacen con pagos digitales, siendo la tarjetas bancarias las más usadas, y atrás los relojes y teléfonos inteligentes. “El sistema ya está completamente estable y el usuario cada día tiene más confianza. Cuando ves las bondades de simplemente sacar tu celular y pagar, no lo sueltas”, señala el asesor técnico de Conduent, Getnet y Work Level.

Admite que deben trabajar más, en coordinación con el Metrobús, para mitigar el miedo que todavía prevalece en ciertos usuarios de colocar su tarjeta de crédito o débito sin contacto en los validadores de las garitas de acceso a las estaciones. “Existe un temor de que les clonen sus tarjetas, pero esto es un mito, el sistema es completamente seguro, no hemos tenido ninguna incidencia”, apunta Carlos Argumedo.

No obstante, tienen un panorama optimista: las tarjetas de los neobancos y las fintech acelerarán la bancarización de la población lo cual, dijo, en el corto plazo se reflejará en mayor uso de estos medios de pago en el transporte público. Difícilmente la Ciudad de México puede ser una sociedad sin billetes ni monedas, reconoció, pero sí habrá un auge de los pagos digitales. “En una economía como la nuestra veo imposible que el 100% de la población esté bancarizada, pero sin duda irá incrementando”.

Por su parte el director general de Work Level, Gerardo Hernández, explica que lo que se busca no es que el 100% de los usuarios usen los medios de pago digitales, sino que se pretende ofrecer una universalidad de métodos de pago, “con monedas, con tarjetas, con celulares. El objetivo es facilitarle el acceso al sistema de transporte, en este caso el Metrobús. Queremos que el principal beneficiario sea el usuario, que no pierda su transporte porque no tiene cómo subirse”.

Carlos Argumedo refiere que “aun en ciudades como Londres, donde este sistema de medios de pago funciona y hablas de ciudades altamente bancarizadas, llegan a un porcentaje de personas que pagan el transporte público con tarjetas como la de movilidad integrada, que requiere el uso de dinero en efectivo. Sí diría que es una utopía pensar que se va a eliminar el efectivo. El objetivo es democratizar los pagos para que el usuario pague con lo que mejor considere”.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button