AéreoÚltimas noticias

Caída del 16% de ingresos de grupos aeroportuarios

La industria aérea mexicana aún no puede recuperarse totalmente de la crisis del coronavirus y, durante el primer semestre del año presentó una caída promedio del 16 por ciento en ingresos, en comparación con la primera mitad del 2019, previo al coronavirus.

Aunque el mercado doméstico presenta una recuperación total, las restricciones de viaje al sur del continente, a Europa, además de la suspensión de vuelos desde Canadá afectaron los resultados financieros de Volaris, Aeroméxico, Viva Aerobus, así como de los operadores de aeropuertos Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), Grupo Aeroportuario del Sureste (ASUR) y Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA).

Los resultados varían de una a otra de las empresas aéreas, pero en el primer semestre de este año, los ingresos totales de la industria llegaron a 61 mil 878 millones de pesos, una cifra menor en 11 mil 637 millones de pesos a los 73 mil 515 millones de pesos registrados para el mismo lapso de hace un par de años.


Según un análisis realizado por El Financiero, la pérdida neta de las seis empresas, cinco de ellas públicas, durante la primera mitad del año fue de 163 millones de pesos. Esta cifra contrasta con las ganancias netas por 5 mil 394 millones de pesos registradas en el primer semestre del 2019.

Viva Aerobus es la estrella del sector aéreo debido a que sus ventas se ubican 50 por ciento por encima de las que registró en el primer semestre, antes de la emergencia sanitaria del COVID.

Además, en el primer semestre de este año tuvo una ganancia de 162 millones de pesos.

Jonathan Félix, director asociado de la calificadora Verum, señaló que durante el último trimestre la línea aérea tuvo el mejor desempeño en cuanto a ingresos en toda su historia.

“Viva generó más ingresos que nunca y la reducida estructura de costos como resultado de una estrategia para enfrentar la pandemia, le permitió además generar buenos niveles de flujo operativo”, puntualizó Félix a El Financiero.

En tanto que Volaris, que se ha colocado a la cabeza de las aerolíneas nacionales, aumentó 15 por ciento sus ingresos durante el primer semestre, con respecto a los primeros seis meses del 2019.

Para Brian Rodríguez, analista del sector aéreo en Monex Casa de Bolsa, los resultados de la aerolínea de bajo costo se deben a una mejor posición financiera, que le permitió abrir una mayor cantidad de rutas e incrementar su flota.

“Esto se traduce en una mayor participación de mercado a nivel de tráfico de pasajeros. Al mes de julio observamos que la empresa ya se sitúa por encima de los niveles observados en 2019, por lo que nuestra expectativa al cierre del año es que mantenga esta tendencia e incluso genere sinergias en el periodo vacacional de verano”, señaló Rodríguez a El Financiero.

De lado contrario se encuentra Aeroméxico, que al final del primer semestre del 2020 ingresó al capítulo 11 de la Ley de Bancarrota para reestructurar sus deudas, por lo que, desde entonces, enfrenta una serie de complicaciones financieras. No obstante, la aerolínea del ‘Caballero Águila’ ya acarreaba números rojos desde el año previo a la pandemia.

Aeroméxico ha perdido más de 9 mil 369 millones de pesos si se considera solo el primer semestre del 2019 y del 2021.

Rodríguez agregó que los retos financieros de Aeroméxico están concentrados en su elevado nivel de apalancamiento, sobre todo, debido a la inyección de mil millones de dólares realizada por Apollo en el proceso de reestructura financiera.

Pese a ello, el experto indicó que la salida de Interjet, que era su competidor más cercano en cuanto a modelo de negocios similar, le permitirá aumentar la velocidad de su recuperación.

“Estimamos una favorable recuperación de tráfico de pasajeros, aunque con retos en la estructura financiera, será importante visualizar la eficiencia en costos para el segundo semestre”, agregó Rodríguez.

GAP, el único operador aeroportuario en recuperación

GAP, que opera puertos aéreos como Tijuana, Puerto Vallarta y Los Cabos, es el que mejor se ha posicionado debido a su fuerte componente turístico.

GAP logró ser el primer grupo aeroportuario en recuperarse frente a los máximos históricos en dichos indicadores. Sus ingresos crecieron 16 por ciento en el primer semestre, al alcanzar los 8 mil 532 millones de pesos, frente a los 7 mil 336 del mismo periodo del 2019, antes de la emergencia sanitaria.

Para Rodríguez, la recuperación del sector aéreo ha sido satisfactoria pese a las turbulencias aún presentes de la pandemia.

“En un año han logrado una recuperación de aproximadamente el 80 por ciento de los niveles prepandemia, por lo que estimamos que para el segundo semestre del 2022 se encuentre recuperado totalmente”, previó el experto.

Fuente El Financiero

Artículos relacionados

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button