DAF MEXICO
Autotransporte de cargaCargaCarreteras e infraestructuraÚltimas noticias

Bloqueos de casetas afecta directamente al transporte en tiempos de recorrido

La toma de casetas por grupos de protesta a nivel nacional cimbró a la industria de transporte de carga y pasaje terrestre, las cuales reportan pérdidas por más de mil millones de pesos de forma preliminar por estos actos.

De acuerdo con cámaras empresariales consultadas por Publimetro, el aumento de manifestaciones en casetas en lo que va de esta administración abrió una fuga económica para este sector de la industria debido al incumplimiento de contratos, daños a unidades y robo de mercancía.

Según reportan, 40% de las unidades que circulan en el país y que trasladan mercancía o pasajeros han enfrentado pérdidas económicas debido a este tipo de cierres por manifestantes.

Al respecto, la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) precisa que esta problemática impactó la operatividad de choferes y empresarios que, ante los bloqueos y toma de casetas, así como la inseguridad, afectan los tiempos de llegada de transportistas y a la población en general.

La toma de casetas y el boteo es una práctica cada vez más recurrente que vulnera la seguridad de los operadores, y pega a las finanzas y los tiempos de entrega de los transportistas.—  Concamin

Artículos relacionados

Reportes de empresas de transporte de carga en la República mexicana detallan que en ocasiones los operadores se niegan a pagar las cuotas que imponen este tipo de grupos, postura que ha provocado una serie de agresiones en su contra, daños a tráileres y camiones de carga e incluso robo de mercancía.

En tanto, la Guardia Nacional detalla que la toma de casetas se da por diferentes agrupaciones y movimientos de protesta, principalmente en 20 casetas ubicadas Nayarit, Sonora, Sinaloa, Jalisco, Querétaro, Ciudad de México, Morelos, Chiapas y Guerrero.

El modus operandi de los grupos organizados que toman casetas de cobro en el país es bajo la exigencia de demandas sociales y políticas, así como exigir la liberación de “presos políticos” en diferentes estados de la república.

Esto ha originado embotellamientos en las principales carreteras del país y que choferes de carga de transporte y de pasaje queden atrapados por varias horas.

De acuerdo con el estudio “Balance negativo de los derechos humanos en México”, elaborado por la organización Signos Vitales, la inseguridad permea gran parte de las carreteras en México, desde bloqueos, hasta asaltos e incluso secuestros de todo tipo, sobre todo de operadores de los camiones de carga.

El tránsito de personas y mercancías no está asegurado en México, y además de que la vida de personas está de por medio, las implicaciones sobre la estructura de costos en la industria del transporte, acarrea incremento de precios en el mismo servicio; lo que a la postre impacta nuevamente en el bolsillo de las personas y las empresas.—  Precisa el informe dado a conocer en 2021. 

Por si fuera poco, el informe coincide que la toma de casetas y de vías de ferrocarril es otro fenómeno que violenta el derecho a la movilidad pero sobre todo incrementa la inseguridad en vías de comunicación en México.

Sin estrategia para frenar bloqueos

De acuerdo con especialistas consultados por este diario, el Gobierno federal –a través de la Guardia Nacional– carece de una estrategia efectiva para desalojar a los manifestantes o grupos que piden dinero.

Ismael Rodríguez, experto en seguridad vial por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explica que los cierres de casetas por este tipo de grupos vulnera la seguridad de los operadores, pues al verse obligados a parar son ubicados por grupos que se dedican al robo de mercancías.

No solo es el combustible que gastan al estar detenidos, también se arriesgan a ser ubicados y perseguidos por grupos del crimen organizado para robarles la mercancía que traen consigo; es un problema mucho mayor esto.—  Precisó el académico.

Mientras que la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones, A.C., revela que la toma de casetas también afecta los tiempos de entrega, en especial para las empresas que ofrecen pedido de mercancía o traslados de materiales.

Esto, detallan en sus informes, porque al no cumplir con los tiempos de entrega por los cierres de casetas enfrentan grandes costos o sanciones por parte de sus clientes y proveedores que terminan por dejar “un boquete financiero” por este tipo de acciones de grupos externos.

Desde la salida, los transportistas ya tienen el tiempo justo rogando porque no haya un bloqueo o accidente.—  Argumentaron. 

A considerar:

  • De acuerdo con estimados de Caminos y Puentes Federales (Capufe), al día se pierden entre 4.5 y 5 millones de pesos por esta práctica.
  • El Informe Anual de Actividades de la Guardia Nacional revela que durante 2020 se registraron seis mil 815 tomas de casetas en carreteras de jurisdicción federal.
  • De las cuales 360 se resolvieron a través del diálogo, es decir, la Guardia Nacional participó de manera efectiva solo en el 5.3%.
  • En tanto, del total de las tomas de casetas, 43.2% se llevó a cabo en el segundo cuatrimestre de 2021, el peor momento de la reciente crisis económica, esto equivale a seis tomas en promedio por día o una toma cada cuatro horas.
  • Las entidades federativas más afectadas son: Sonora (29.6%), Nayarit (27.2%), Sinaloa (24.6%) y la CDMX (4.8%) (SSPC 2021).

Publica aquí!