Camiones y equipo de transporteTecnologíaÚltimas noticias

Bicitaxis eléctricos ¿un complemento al transporte de mercancías?

Jorge tiene varios meses trasladando gente en la zona de Tláhuac en la CDMX, a bordo de su bicitaxi.

Como la mayoría de los conductores de este tipo de medio, desconoce sobre la regulación para brindar el servicio.

“Le puse su cubierta para que él o los pasajeros se tapen con la lluvia. Es un trabajo cansado, pero divertido”, señala.

Los bicitaxis y los mototaxis circulan en la capital del país como alternativas de transporte desde hace varios años.

Las unidades surgieron a finales de los 80 como consecuencia del crecimiento y expansión de nuevos desarrollos domiciliarios en las periferias, y la falta de cobertura de sistemas de transporte para completar las necesidades de viaje.

No obstante, su regulación ha sido intermitente y con poca claridad de las atribuciones y competencias que ofrece tanto a nivel local como estatal, dando como resultado que la mayoría de estos servicios se identifiquen como tolerados.

De acuerdo con especialistas, lo anterior hace necesaria una regulación integral que no sólo aborde las especificaciones técnicas de los vehículos, sino que también contemple aspectos de gestión, operación, cobertura y tarifas.

Es por ello que, a partir del pasado mes de junio, el Frente de Organizaciones de Transporte Colectivo y Alternativo (FOTCA), ha iniciado un plan de sustitución gradual de mototaxis por bicitaxis asistidos eléctricamente en su pedaleo.

Actualmente se cuenta con 13 vehículos eléctricos listos para operar en la zona de Tláhuac y se espera que a finales de 2021 esta cifra se duplique. Sin embargo, la cifra podría quintuplicarse gracias a un financiamiento.

Se pretende que sea una alternativa para trasladar mercancía

FOTCA, el cual atiende a 300 mil viajes al día, tiene como objetivo romper el estigma que rodea al servicio de bicitaxis y mototaxis.

Ante ello, comenzará una profesionalización para que estas unidades eléctricas ofrezcan no sólo el servicio típico de traslado de personas, sino que además atiendan otras necesidades como solicitar alimentos, productos de abasto, mensajería y paquetería (en fase piloto).

“La micromovilidad viene a llenar un hueco tanto en el tema técnico como en los aspectos sociales de los traslados humanos”, indicó Daniel Chacón, director de Energía de la Iniciativa Climática de México (ICM).

Desde hace años los bicitaxis y mototaxis cubren necesidades de viajes tradicionales y locales, como ir a centros de abasto, regresar con insumos básicos a los hogares, trasladar a estudiantes, transportar mercancías y productos pesados o algún flete, entre otros.

De esta manera, han dejado de ser únicamente un servicio alimentador a sistemas de transporte como Metro, Metrobús y microbuses, sino además han ofertado y consolidado un servicio en una escala de microcapacidad que merece la atención y el reconocimiento de las autoridades.

David Escalante, consultor y especialista en transporte público y movilidad urbana, considera que la electrificación del transporte en sus diferentes modos no se reduce a un proceso de transición tecnológica y energética.

“Es una oportunidad muy importante para modernizar los sistemas de transporte con nuevos modelos de gobernanza, contratos vigentes y un servicio diseñado a la medida de las necesidades de las personas usuarias”.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button