Carreteras e infraestructuraInseguridadÚltimas noticias

Avanza reforma para sancionar con hasta 7 años de cárcel a quien tome casetas con fines de lucro

¿Sabías que la toma de casetas en el país ha provocado un quebranto a las arcas de la Federación de más de 4 mil millones de pesos?

Esta terrorífica cifra se encuentra establecida en el proyecto enviado por la Cámara de Diputados para sancionar a las personas que, con el fin de obtener un lucro, interrumpan el tránsito de los medios de transporte y la operación de los servicios de peaje.

La reforma al artículo 133 de la Ley de Vías Generales de Comunicación establece que estas acciones serán castigadas de tres meses a siete años de prisión y con multa de 100 a 500 veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización.

El proyecto precisa que a quienes, para obtener un lucro, interrumpan el tránsito de los medios de transporte y la operación de los servicios, se impondrá sanción de tres meses a siete años de prisión y multa de 100 a 500 veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización.

“Con ello se castiga la práctica reiterada de los actos de bloqueo que ponen en riesgo la vida y los bienes de las personas que transitan por las carreteras de cuota del país y que, de forma recurrente, se han visto afectadas al ser tomadas por diversos grupos”, se lee en el documento.

De acuerdo con el dictamen, las y los senadores reconocieron el derecho de las y los ciudadanos a manifestarse de manera libre y pacífica, como un derecho consagrado en la Constitución Política

Sin embargo, las tomas de casetas (que en un principio respondían a medidas extremas adoptadas por sectores para hacer notar sus demandas), ahora se han convertido en puntos de elevado peligro, al tener por objeto la extorsión a los usuarios.

El proyecto ya fue aprobado por la Comisión de Comunicaciones y Transportes, que preside la senadora Lucía Meza Guzmán.

Toma de casetas, el ‘huachicol’ carretero

Captura de Pantalla 2021 12 17 a las 14.45.42

“En la plaza de cobro Paso Morelos te piden cooperación obligatoria de 100 pesos, aunque traigas IAVE. Y si quieres retornar, los polis te piden también 100 pesos”, refirió un testigo en la Cuernavaca-Acapulco.

La toma de casetas es un negocio millonario que, solo durante los primeros 9 meses del año pasado, provocó pérdidas por 3 mil 100 mdp.

Estados como Nayarit, Sinaloa, Sonora, Michoacán, Morelos, Guerrero, Querétaro y CDMX son los más afectados.

Las ‘cuotas voluntarias’ que los manifestantes solicitan a los automovilistas y operadores oscilan entre 50 y 200 pesos. Sin embargo, se han documentado casos donde a los conductores de camiones se les solicita hasta 300 pesos.

No obstante, se estima que los grupos que se apoderan de las casetas obtienen hasta 100 mil pesos en cooperaciones, dependiendo del tramo y de la carretera.

PUBLICA AQUÍ!

WP to LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com