DAF MEXICO
Transporte Público y MovilidadÚltimas noticias

Acuerda CDMX con AMIS que vehículos chocados se “orillen” para no empeorar el tráfico

En un esfuerzo por reducir el tráfico vial y mejorar la atención en casos de accidentes automovilísticos menores en la Ciudad de México, el gobierno local y la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) han firmado un acuerdo histórico.

A partir de ahora, los conductores involucrados en choques leves podrán apartar sus vehículos de la zona del percance y dirigirse a otro lugar para resolver la situación, permitiendo así un mejor flujo del tráfico en la ciudad.

Según la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la CDMX, aproximadamente el 80% de los incidentes viales en la ciudad son considerados “lamineros”, es decir, aquellos en los que no hay personas lesionadas ni daños a la propiedad pública, pero que representan un riesgo para las personas involucradas debido a que deben esperar a sus compañías de seguros en medio de calles o avenidas muy transitadas.

Este riesgo no solo afecta a los conductores, sino también a los peatones que cruzan esas áreas, además de generar un tránsito más lento y congestionamientos.

Es por esta razón que el convenio establecido con la AMIS busca salvaguardar la integridad de quienes transitan por las vialidades de la capital, al tiempo que se garantiza el respaldo de las aseguradoras.

En virtud de este acuerdo, aquellos involucrados en choques menores podrán liberar el tráfico sin perder su derecho a la cobertura de seguro y recibir una atención eficiente.

Para respaldar este convenio, se llevará a cabo una reforma al artículo 54 del Reglamento de Tránsito de la CDMX. Esta reforma establece que si todos los vehículos involucrados en un accidente están en condiciones de circular, ninguno de los conductores muestra signos de estar bajo los efectos del alcohol y no hay daños materiales, las partes podrán mover sus vehículos para despejar el tráfico. La reforma se publicará en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México el próximo 16 de mayo y entrará en vigor a partir del 17 de mayo.

Casos en los que los vehículos involucrados podrán moverse:

  1. Cuando no haya personas lesionadas.
  2. Cuando solo existan daños materiales.
  3. Cuando no haya conductores bajo la influencia del alcohol o de sustancias.
  4. Cuando no haya daños en la vía pública.

La Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México (SEMOVI) enfatiza que, cuando los vehículos sean trasladados a otra área, la atención de los seguros no se verá afectada y los pagos por los daños causados serán cubiertos.

En los siguientes casos, los vehículos involucrados NO deben ser movidos:

  1. Cuando haya personas lesionadas o fallecidas.
  2. Cuando alguno de los conductores esté bajo la influencia del alcohol o de otras sustancias.
  3. Cuando existan daños en la vía pública.

Juan Patricio Riverol, presidente de la AMIS, ha destacado que las aseguradoras promoverán un nuevo protocolo para agilizar la atención de accidentes de tránsito.