Autotransporte de cargaCargaÚltimas noticias

A operadores con prótesis cardiacas se les prohíbe manejar; eso es injusto dice diputada

Una válvula del corazón es una estructura que permite el paso de la sangre solamente en un sentido, de manera que se abre para dejarla y posteriormente se cierra para no dejar que retroceda en su recorrido.

Algunas veces, las válvulas cardiacas se dañan y no puedan repararse, en esos casos es necesario implantar prótesis valvulares cardiacas que sustituyan las dañadas. Existen dos tipos de prótesis cardiacas: biológica y mecánica.

Las prótesis valvulares mecánicas están fabricadas de materiales como el carbón pirolítico, el titanio o el plástico, mientras que las biológicas están elaboradas con tejido de origen animal (cerdo o vaca) o humano. 

La ventaja de las prótesis biológicas es que el paciente no requiere tomar anticoagulantes orales de por vida, pero su durabilidad es más limitada y su desgaste es mayor.

Las prótesis cardiacas están prohibidas en el autotransporte federal

El Reglamento del Servicio de Medicina Preventiva en el Transporte de la SICT sostiene que, respecto al sistema cardiovascular, el personal del Autotransporte Público Federal y los aspirantes a serlo NO deben presentar:

-Prótesis valvulares.

-Marcapasos.

-Trasplante Cardiaco.

Además, no deben presentar alteración cardiovascular, orgánica o funcional, de cualquier etiología, incompatible con el desempeño seguro y eficiente de las atribuciones que su Licencia Federal le confiera.

A la par, no deben presentar síndrome de insuficiencia cardiaca, ni trastornos del ritmo y/o de la conducción cardiaca que representen riesgo de eventos

cardiovasculares súbitos.

“Prohibir las prótesis cardiacas biológicas es injusto”, señala diputada

La diputada federal Lorena Piñón Rivera, indicó que la SICT deja sin trabajo a operadores de avión, embarcaciones, trenes y autotransporte por aplicar requisitos de salud que no toman en cuenta los avances de la ciencia médica.

Con base al reglamento interno de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SICT), se han formulado medidas en materia de protección y medicina preventiva a los operadores de cualquier modalidad de transporte.

A partir de ello, han determinado que cualquier persona que tenga algún tipo de prótesis valvular no podrá operar ni autotransporte, aeronaves, transporte marítimo ni ferroviario porque lo consideran riesgoso.

“Ese impedimento generalizado para los operadores con esa condición cardiaca es injusto pues la ciencia médica ha comprobado que las prótesis valvulares biológicas no representan riesgos súbitos de problemas cardiacos como los que sí pueden ocurrir con las mecánicas”, sostiene Piñón Rivera.

Para la diputada, los requisitos médicos vigentes en nuestro país no están actualizados con los avances científicos y tienen un retraso de 40 años.

Ante ello, exhortó al titular de la SICT, Jorge Arganis, a que instruya una revisión profunda a su reglamento interno por haber sido rebasado ante la realidad, además de cambiar los requisitos médicos para que los operadores que cuenten con una prótesis valvular biológica puedan trabajar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *