InternacionalMarítimo y portuarioÚltimas noticias

15% de las tripulación mundial de las navieras son Ucranianos y Rusos


De acuerdo con el último estudio Seafarer Workforce Report publicado por la International Chamber of Shipping (ICS), el 14,5% de las tripulación embarcada en las navieras, sobre un total de 1.890.000 personas, es de nacionalidad rusa (un 10,4%) o ucraniana (4%).

Y esto conlleva problemas de seguridad, altera las rotaciones de las plantillas y además crea la necesidad de reemplazar a aquellos marinos que no han vuelto a sus puestos de trabajo tras la guerra.

“¿Qué hacemos si tenemos marinos de los dos países que viajan en el mismo barco?”, se pregunta un directivo

La publicación Tradewinds alerta de que las condiciones del conflicto “harán casi imposible que los marinos de Ucrania viajen a los barcos”. También las compañías esperan que una gran parte de los marinos ucranianos sean reclutados por el ejército. “¿Qué hacemos si tenemos tripulación rusa y ucraniana en el mismo barco?”, se preguntaba un directivo. “¿Qué va a pasar si tenemos tripulación ucraniana en un barco que hace escala en Rusia, o tripulación rusa en un barco que hace escala en Ucrania? Todo esto va a ser una pesadilla operativa”, dijo.

“Para mantener estas rutas comerciales, los marinos deben poder entrar y salir de los barcos libremente en todo el mundo”, pedía el ICS. “También es necesario mantener la capacidad de pagar a los marinos a través de los sistemas bancarios internacionales”, añadió. La publicación The Loadstar informaba que los marineros ucranianos no quieren recibir su retribución en las entidades de su país y que se han habilitado, como alternativa, tarjetas de prepago.

Los costes del transporte pueden subir con el encarecimiento de los seguros. De acuerdo con Marsh McLennan, los dueños de las navieras que transitan por las costas cercanas al conflicto bélico tienen que pagar un sobreprecio de entre el 1% y el 5% del valor del barco. A esto hay que añadirle el bloqueo de un centenar de barcos en los puertos ucranianos, además de otras decenas de cargueros con destinos a Rusia fondeados en Rotterdam sin poder salir por las sanciones económicas.

El Drewry World Container Index, que mide las tarifas del comercio marítimo, es un 83% más caro que hace un año.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button