Camiones y equipo de transporteTecnología en el transporteÚltimas noticias

(Video) ¿Cómo son las pruebas de choque (crash test) para camiones?

Normalmente viene a nuestra mente autos y motocicletas cuando pensamos en pruebas de choque llevadas a cabo por empresas de seguridad.

No obstante, también existen pruebas con camiones que identifican su resistencia ante distintos tipos de impacto y determinan la seguridad de sus pasajeros.

Al igual que pasa con vehículos ligeros, las unidades son evaluadas de acuerdo a un ranking de cero a cinco estrellas (Euro NCAP), siendo cinco el más seguro.

Inicios de crash test para camiones

En 2011, Euro NCAP publicó su primer protocolo para la evaluación de vehículos pesados. En particular, una velocidad de impacto frontal de 64 km/h sería, se argumentó, obliga a los fabricantes a hacer sus vehículos más rígidos.

En consecuencia, el protocolo publicado en 2011 destacó las formas en que las pruebas de vehículos pesados (el protocolo se basó en furgonetas de transporte de pasajeros derivadas de variantes) deben diferir de los protocolos establecidos utilizados para otros vehículos.

También se reconoció que algunos procedimientos de prueba no habían sido desarrollados para su uso en vehículos grandes, cuya forma y la construcción era bastante diferente a la de los automóviles normales.

En impacto frontal, la velocidad de la prueba se redujo a 56 km/h para disipar los temores de una mayor agresividad y otros protocolos fueron adaptados para hacerlos más adecuados.

En 2016, Euro NCAP también introdujo un nuevo esquema de “calificación dual”. Se da una calificación base para el rendimiento del vehículo con equipo estándar y se puede otorgar una segunda calificación para el rendimiento con otros elementos opcionales del equipo de seguridad.

Cabe señalar que organizaciones como Euro NCAP no pretende evaluar los vehículos destinados principalmente a uso comercial o aquellos cuyas variantes tengan un peso bruto vehicular superior a 3500 kg, incluso si se cumplen los criterios establecidos anteriormente.

En tales casos, el fabricante debe discutir con el administrador del programa si la aplicación de este protocolo es adecuada.

Pruebas y pruebas

Si bien las normas internacionales no lo exigen, marcas como Volvo Trucks y Scania llevan a cabo pruebas de resistencia de cabina, donde el techo se carga uniformemente con un peso de 15 toneladas, y un barril pendular se balancea a toda velocidad contra el pilar A delantero de la cabina.

Posteriormente se lanza un segundo cilindro pendular hacia la pared trasera de la cabina, la cual debe conservar su estructura original sin grandes agujeros ni bordes afilados.

En otros casos, el Insurance Institute for Highway Safety de Estados Unidos, prueba el uso de protectores de metal que cuelgan de la parte trasera y los lados del remolque.

Las pruebas implican enviar autos medianos contra estos protectores para probar su durabilidad y el daño que evitan a los muñecos de prueba.

En general, las pruebas abarcan choques de colisión frontal, donde los camiones de 120 toneladas chocan a velocidades de hasta 80 km por hora. Los investigadores e ingenieros evalúan el daño a los maniquíes de prueba.

Esta información ayuda a los investigadores a desarrollar mejoras tecnologías para prevenir lesiones en futuros choques, así como para aminorar daños en la cabina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *