Autotransporte de cargaCargaÚltimas noticias

Regularizar el servicio de grúas y renovar la flota vehicular: 2 temas olvidados en el autotransporte

De acuerdo con datos del INEGI, el autotransporte de carga representa el 3.34% del PIB en México, y está presente en 71 ramas de la industria.

El transporte por carretera cubre el 82% del servicio en México, en el cual traslada 457 millones de toneladas, cifra considerablemente mayor que el generado por cualquier otro medio de transporte.

A pesar de su importancia, existen graves asuntos que entorpecen su operación y que poco han sido atendidos por las autoridades.

Luego de la designación de Laura Nohemí Muñoz Benítez como nueva titular de la Dirección General de Autotransporte Federal (DGAF), directivos de CANACAR sostuvieron un encuentro con directivos de esta dirección adscrita a la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT).

Lo anterior tiene como objetivo compartir propuestas ante la poca atención que se le han dado a problemas sustanciales. ¿Cuáles son éstos problemas?

Renovación del parque vehicular

Según cifras obtenidas por Transporte.mx, desde el año 2000 hasta la fecha, la renovación vehicular de pesados ha aumentado apenas 2%, en cambio la población se ha incrementado en 38% y la flota registrada en la SICT creció en 30%

De acuerdo con cifras de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones, ANPACT, más de 250,000 vehículos pesados ya no deberían estar circulando en las carreteras de México.

Ante ello, los directivos de CANACAR puntualizaron la necesidad de implementar, dentro del marco jurídico del sector, un límite de edad tanto de ingreso como de operación.

Sin embargo, esto se debe complementar con un programa de estímulos que incentive el retiro de la circulación de equipos obsoletos, además de contar con un fondo para el financiamiento del micro y pequeño transportista, a través de la Banca de Desarrollo.

En ese sentido, la titular de la DGAF fue clara al señalar que son partidarios de que es urgente renovar la flota, pero la dirección de Muñoz Benítez aún analiza diversas opciones para que verdaderamente se cuente con un programa que beneficie al hombre-camión.

Regularizar el servicio de grúas

“Luego de que mi ‘sencillo’ no arrancaba, una grúa me arrastró al paradero y al final me cobró un dineral; sólo ellos saben y cobran lo que quieren”, señala Francisco, un transportista en Puebla.

La falta de regulación en el servicio de grúas es un problema añejo. La ausencia de un reglamento federal claro ha sido aprovechada por los permisionarios para su propio beneficio, todo ello ante la serie de vacíos legales que posee cada estado.

El resultado es que las compañías dedicadas al servicio de arrastre, salvamento y depósito de unidades cobren a usuarios y transportistas hasta 100 veces más el valor de lo autorizado en la tarifa oficial, según cifras de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos (CONATRAM).

En algunos casos y de acuerdo con testimonios, los transportistas deben pagar hasta 150 mil pesos por 10 kilómetros por el arrastre de sus unidades.

Al respecto, tanto CANACAR como DGAF coincidieron en la importancia de contar con un Reglamento que ordene los costos y lineamientos del servicio.

No obstante, Muñoz Benitez precisó que trabaja con CESVI México para perfeccionar el tabulador de costos, con el ánimo de cerrar cualquier posibilidad de impresiones y extorsiones por los costos de este servicio. 

Sin dar fecha específica, la directora afirmó que se trata de un asunto prioritario para la dependencia a su cargo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *