CombustibleÚltimas noticias

Por instrucción de sus jefes, empleados de gasolineras impiden revisiones de Profeco

“Esconden algo”, éstas fueron las palabras que emitió el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield Padilla, luego de que varias gasolineras del país se niegan a ser verificadas.

El tema es que esta acción donde trabajadores de distintas gasolineras del país impiden la revisión del personal de Profeco en las bombas de despacho se repite cada semana.

En acciones de verificación a gasolineras, Profeco atendió del 13 al 19 de agosto, 258 denuncias recibidas por medio de la aplicación Litro por Litro, se atendieron 258, y se realizaron 244 visitas, donde se encontraron 14 con irregularidades en dar litros de a litro, con 23 bombas inmovilizadas.

Tres estaciones de servicio no permitieron la verificación, éstas fueron:

-Servicio El Retablo, domicilio en Av. Universidad Pte. No. 192 La Era 76150, en Querétaro, Querétaro.

-Servicio Vázquez Sucesión, en Ctra. México-Veracruz km 114 No. 14 San Simeón Xipetzinco 90241, en Hueyotlipan, Talxcala.

-Gerardo Palomino Macías, ubicado en Boulevard La Guayana-Loreto No. 170 Macario J. Gómez 20350, en San Francisco de Los Romo, Aguascalientes.

“Sus jefes los mandan”

Sheffiedl Padilla refirió el caso de la gasolinera con número de permiso PL/2332/EXP/ES/2015, ubicada en Silao, Guanajuato.

Cuando personal de la Profeco se disponían a revisar los componentes electrónicos que integran los dispensarios de combustible, empleados del establecimiento, siguiendo instrucciones de sus jefes, impidieron que continuara la visita, por lo que fue interrumpida.

Ricardo Sheffield Padilla pidió en este caso al franquiciante Mobil que ayude, puesto que ellos también están preocupados, como marca, de que no haya ningún franquiciatario que esté incumpliendo con la ley.

En éste caso y el de las otras tres negativas a ser verificadas, se volverán a programar nuevas visitas, acompañados ahora de la Guardia Nacional.

La mayoría de los empleados tratan de ocultar el dispositivo llamado ‘rastrillo’

Cabe señalar que el despacho de litros incompletos en los centros de servicio del país se presenta gracias a un dispositivo que se le conoce como ‘rastrillo’ que altera a distancia el flujo de combustible en gasolineras, y el cual incluso ha ido evolucionando.

A diferencia del ‘rastrillo’ que se colocaba generalmente en la tarjeta madre, el nuevo componente electrónico está instalado en la parte posterior del despachador (pulsador) y que es el último aparato que controla la relación entre la manguera y el medidor de litros que puede ver el consumidor.

De esta manera cualquiera puede operar el suministro desde su celular u otro dispositivo y en cualquier lugar. Ellos ya determinan si le rasuran un litro por cada 20 o medio litro por cada 20 o dos litros por cada 20.

“Este es el primer rastrillo versión siglo XXI que descubrimos, que permite que cualquier persona pueda controlar el flujo de combustible que entrega la bomba y alterarlo a distancia, ya que se puede estar en Tijuana y la gasolinera en Mérida”, señaló el titular de Profeco hace algunos meses.

Mas notas de combustible AQUI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *