CargaLogísticaÚltimas noticias

México, uno de los 5 países “Conectores” que se benefician del distanciamiento entre China y EUA

Puede que las empresas no se estén alejando de China al por mayor, pero está en marcha un cambio. Parte de la producción se ha trasladado de China (tanto por empresas chinas como occidentales) a países como México y Polonia, y la nueva inversión que una vez se habría canalizado hacia la segunda economía más grande del mundo se ha dirigido a otros lugares.

En medio de las crecientes tensiones entre Estados Unidos y China, así como de las secuelas económicas provocadas por el Covid-19, varios países están emergiendo como actores clave en la reorganización de las cadenas de suministro a nivel mundial.

Conectores es el nombre para un grupo de países que emergen como eslabones importantes en una economía global que se está fragmentando en bloques rivales. En Washington y Beijing se escucha “o estás con nosotros o en contra de nosotros”. Pero no todo el mundo está tomando partido.

Estos países, conocidos como “Los Conectores“, están aprovechando la nueva dinámica para expandir su comercio y atraer inversiones de diversas fuentes, según reporta Bloomberg

Estos países son México, Vietnam, Polonia, Marruecos e Indonesia. Aprovechando su ubicación geográfica y recursos, estos estados han logrado vender productos y atraer nuevas y grandes inversiones.

México y los otros conectores

EXPORTACIONES DE MANUFACTURAS DE PAÍSES CONECTORES

Aunque, en conjunto, los Conectores representan aproximadamente el 4% del Producto Interno Bruto (PIB) global, han logrado atraer más del 10% de la inversión greenfield, alcanzando un monto de alrededor de US$550 mil millones desde 2017. Este fenómeno demuestra cómo estos países se han convertido en destinos atractivos para la inversión extranjera y la expansión de las empresas.

Las dinámicas comerciales e inversionistas están evolucionando en todo el mundo. Las empresas, tanto occidentales como chinas, no están abandonando por completo China, pero se está produciendo un cambio significativo. Parte de la producción se ha trasladado a países como México y Polonia, y las inversiones que antes se destinaban a China se han diversificado hacia otras regiones.

Este proceso ha dado como resultado un equilibrio en el que todas las partes involucradas pueden realizar negocios de manera efectiva. Esto no significa que la globalización haya desaparecido, sino que está experimentando una transformación significativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *