Carreteras e infraestructuraÚltimas noticias

La historia detrás de la aparición de Jorge Arganis, titular de la SCT, en los Pandora Papers

Al menos 3 mil mexicanos movieron fortunas a paraísos fiscales con la colaboración de bancos, asesores y despachos legales, reveló la reciente investigación mundial denominada Pandora Papers.

Se trata de una filtración de casi 12 millones de documentos que destapan presunta defraudación fiscal, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito por parte de funcionarios públicos y empresarios de todo el mundo.

Cerca de 600 periodistas en 117 países revisaron, por varios meses, los archivos de 14 fuentes. La información fue obtenida por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) en Washington DC, la cual estuvo laborando con más de 140 organizaciones de medios.

Titular de la SCT en medio del escándalo

Como te lo hemos informado con anterioridad en Transporte.mx, entre los nombres que resaltan en la investigación están el del actual secretario de Comunicaciones y Transportes, Jorge Arganis Díaz Leal.

De acuerdo con la investigación, Arganis (quien en julio de 2020 se unió al gabinete del presidente López Obrador para sustituir a Javier Jiménez Espriú), aparece como propietario de Desbond Finance Limited, una compañía creada en febrero de 1998 en las Islas Vírgenes Británicas.

Según lo publicado por el medio El País, entre 1998 y 2003, Arganis tuvo un poder general, justo en el tiempo en que ocupaba el puesto de director de Obras Públicas en el gobierno de López Obrador en la Ciudad de México.

La compañía fue abierta con la intermediación del despacho panameño llamado ‘Alemán, Cordero, Galindo & Lee (Alcogal)’ y el Stanford Financial Group, del multimillonario Allen Stanford, que en 2012 fue sentenciado a 110 años de cárcel en Estados Unidos por fraude.

El vínculo y la forma de operar de Allen Stanford no deja bien parado al actual secretario de Comunicaciones y Transportes.

Según los documentos judiciales y las pruebas presentadas en el juicio de Stanford hace algunos años, éste emitía certificados de depósito (CD) que normalmente pagaban una prima sobre las tasas de interés de los CD emitidos por bancos estadounidenses. 

Para 2008, el banco extraterritorial propiedad de Stanford les debía a sus depositantes de CD más de 8 mil millones de dólares.

Por su parte, el despacho panameño ‘Alemán, Cordero, Galindo & Lee (Alcogal)’ está en el ojo del huracán, luego de que la investigación arrojó que ha servido a figuras involucradas en algunos de los escándalos de corrupción más notorios en América Latina, como el soborno del gigante brasileño de la construcción Odebrecht SA y el escándalo del ‘Fifagate’.

En los Pandora Papers, se señalan que de este despacho proceden más de dos millones del total de 11,9 millones de registros confidenciales de bufetes de abogados y proveedores de servicios extraterritoriales acopiados.

Arganis ha advertido sobre su participación en la sociedad Desbond Finance Limited, pero indica por escrito que fue creada como parte de la estrategia financiera que Stanford recomendaba a sus clientes.

“Cabe aclarar que mis recursos eran producto del ejercicio profesional en el sector privado”, señaló.

Si bien el secretario no ha recuperado su inversión, tampoco ha aclarado si continúa vinculado a la firma ni si declaró esos bienes ante las autoridades mexicanas. De hecho, la compañía no está incluida en la declaración patrimonial que debe presentar como funcionario público.

“Fui defraudado”: Arganis

Este lunes durante su conferencia matutina en la ciudad de Puebla, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, indicó que ya estaba al tanto de antemano sobre la investigación, toda vez que el propio secretario le informó que iba a salir en ella.

De acuerdo con lo dicho por el presidente, Jorge Arganis aparece en la investigación debido a que sufrió un fraude en 1998.

El titular de la SCT le indicó que ese año depositó 3 millones de pesos obtenidos por la venta de sus acciones en la constructora ICA en un fondo, los cuales aparecieron en el extranjero y ese dinero incluso me lo robaron”.

“Fui defraudado por esa empresa, al igual que muchos pequeños inversionistas en todo el mundo. Fue la venta de mis acciones en ICA que las recibí cuando salí de la empresa”, señaló el secretario en una carta publicada por el presidente.

La filtración total de Pandora Papers abarca 6,4 millones de documentos y más de un millón de correos electrónicos, entre otros archivos, los cuales ‘salpican’ a 330 políticos, empresarios y funcionarios públicos de más de 90 países y territorios.

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button