CombustibleÚltimas noticias

Demanda de diésel en México es de hasta 420 mil barriles diarios; importarlo es sinónimo de inflación

El incremento de los precios de los combustibles durante los últimos meses ha afectado directamente a la inflación, incrementando los costos de la logística de cualquier producto, insumo o servicio que los mercados necesitan para que éstos lleguen al consumidor.

Los principales combustibles que afectan hoy en día a la economía son el diésel y la gasolina, principalmente por la movilidad de mercancías y personas (se excluye el gas natural, el cual afecta al precio de la electricidad).

De acuerdo con Ramses Pech, especialista y analista del sector energético, algunos países presentan un incremento de la inflación debido a que no producen los suficientes combustibles para cubrir el mercado interno y, por lo tanto, tienen que recurrir a una mayor importación de éstos.

En México no estamos exentos de este fenómeno, debido a que gran parte de los principales combustibles son importados.

Para el experto en el sector petróleo de Grupo Caraiva y Asociados, la demanda actual de diésel en México fluctúa entre 280 a 420 mil barriles diarios, de los cuales 65 a 70% se importa. De este total, 72% es el porcentaje que PEMEX enajena para que llegue a México.

“Los porcentajes indican que dependemos de los precios de un mercado externo de México, y a lo cual tenemos que sumar los costos de transporte, aduana, y disponibilidad de los productos”.

A estos factores se le debe sumar el lugar donde se compra, el cual influye la inflación de la economía y el precio del barril utilizado por las refinerías.

Importar es sinónimo de inflación
En México estamos teniendo un déficit alto de la balanza comercial respecto a los hidrocarburos, siendo al mes de agosto de 24.6 mil mdd americanos, 38% arriba comparando con el 2021.

La falta de producción y la importación, han creado un fenómeno ligado a la inflación y el tipo de cambio. Por ejemplo, si se dejara de exportar crudo, y se continuara importando a los mismos niveles actuales, el déficit sería de 47 mil mdp.

“Esto podría ocasionar una fluctuación en la tasa de cambio alta, debido a que las divisas, no serían las suficientes en el mercado financiero para hacer frente a compras de importaciones, y el Banco de México tendría que salir a subastar dólares para equilibrar a la moneda mexicana”.

Para el especialista, México debe centrar su autosuficiencia en poder cubrir toda la demanda de combustibles en el mercado, funcionando las seis refinerías por arriba del 80% de utilización, operando Dos Bocas y el envío de todo el combustible a Deer Park.

Hacerlo reduciría el déficit en los hidrocarburos, y no depender de las remesas para estabilizar al peso mexicano ante el dólar americano, y no poner en riesgo a las reservas en dólares del país.

“La única forma de lograr esto es permitir que la tecnología llegue a México y aprendamos, debido a que no tenemos el conocimiento, dinero e investigación suficiente”.

El especialista concluye que importar es sinónimo de inflación por no producir lo que el mercado requiere.

Un comentario

  1. Pueden decir lo que quieran, pero mientras en México se tenga una politica pública de control del precio de los combustibles, éstos no serán el principal componente de inflación de los productos, así se tenga que importar el 100% de los combustibles. Sin embargo, en la medida que se tenga en operación el total de refinerias, se omitirá la importación, y hasta es posible que puedan bajarse el precio de los combustibles, o mantenerlo sin incremento por un buen rato.

PUBLICA AQUÍ!

WP to LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com