DAF MEXICO
AutomotrízÚltimas noticias

Decreto NO ha eliminado (ni cerquita) a mafias que comercializan los autos ‘chocolate’, señala Coparmex

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que el plazo para regularizar autos ‘chocolate’ se extenderá tres meses más, es decir, hasta junio.

El mandatario aseguró que el programa ha servido para combatir la inseguridad, beneficiar a poblaciones con menos recursos e incluso ha significado ingresos para los municipios del país.

No obstante, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), indicó que esta ampliación significa un nuevo golpe al sector automotriz nacional.

Para Coparmex, la ordenanza convalida la ilegalidad y pone en total desventaja al mercado mexicano de autos de segunda mano, cuya vida útil, componentes y funcionamiento están certificados para evitar daños al medio ambiente, cuidar la inversión y la seguridad de los compradores.

Decreto no ha dado buenos resultados, señala Coparmex Según cifras de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, se regularizaron en México un millón 319 mil 438 automóviles que ingresaron de manera ilegal a nuestro territorio entre marzo de 2022 y febrero de 2023, con un costo por trámite para legalización de dos mil 500 pesos.

A la par, el número de automotores legitimados es superior por 186 mil 687 unidades, al millón 132 mil 751 vehículos nuevos vendidos en el mismo periodo de tiempo “Esto significa que carros en óptimas condiciones se dejaron de comercializar debido a la competencia desleal que genera este mandato, mismo que no ha erradicado la exposición de las familias a las mafias que comercializan los llamados autos chocolate”, señaló Coparmex.

La Confederación indicó que la disposición tampoco ha contribuido a frenar el problema que representa para los mexicanos el ingreso de estas unidades al país.

Esto se debe a que los fraudes a la población por parte de organizaciones que prometen la legalización del bien ante la obsolescencia del Registro Público Vehicular (REPUVE) para atender la demanda, se han incrementado. “El decreto opera en la opacidad pues no existen reglas claras sobre qué pasará con los vehículos de contrabando que siguen llegando a México y que no se regularicen cuando concluyan las ampliaciones dadas a conocer”.

Nueva preocupación De acuerdo con datos recabados por el sector automotriz, aún hay más de un millón de unidades esperando ser regularizadas y las fronteras continúan abiertas.

A la par, especialistas acotan otra preocupación, con la ampliación de la vigencia del decreto, también se analiza incluir la regularización de miles de vehículos que no están contemplados en el acuerdo original.

Lo anterior, por no haber sido manufacturados en la zona que comprende el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (TMEC), lo que complicaría la situación y reduciría los precios de los usados nacionales debido a la sobre oferta de vehículos de modelos y años similares.