DAF MEXICO
Carga

Covid-19 y que le depara a la industria de camiones

La industria de camiones esperaba que el 2020 fuera un mal año, pero ahora su destino está en manos del coronavirus. No fue una sorpresa cuando los organizadores del Salón de Vehículos Comerciales 2020 de la IAA anunciaron la cancelación del evento, que se celebraría en Hannover, Alemania, en septiembre.

La noticia podía ser esperada, pero sirvió, sin embargo, para subrayar aún más el impacto de la pandemia de coronavirus en los negocios mundiales. Con más de un millón de muertes por COVID-19 en todo el mundo en el momento de redactar este informe, lo que comenzó como una crisis sanitaria mundial sigue siendo una crisis sanitaria mundial, y todo lo demás es consecuencia de las drásticas medidas adoptadas para proteger a las personas y salvar vidas.

La tarea de los gobiernos y las empresas es asegurar que, al tiempo que protegen la salud pública, también protegen la salud económica; en un contexto de creciente crisis financiera mundial, desempleo masivo y recesiones, una serie de nombres conocidos se encuentran entre las empresas que luchan por sobrevivir, entre ellas JC Penney, Disney, Virgin Atlantic, Airbnb y Hertz. COVID-19 está golpeando duramente a las empresas, especialmente a las que tienen condiciones preexistentes, y devastando a las compañías que dependen de la pisada y el movimiento de bienes y personas.

La demanda de fletes aumentó bruscamente cuando los cierres por coronavirus comenzaron a arraigar, impulsados por el pánico en las compras y el aumento de las compras en línea que dejaron a los gigantes de los comestibles luchando por satisfacer la demanda de los consumidores.

Tras el inesperado aumento, el inevitable descenso; aunque el transporte de mercancías puede seguir teniendo demanda, las empresas se esfuerzan por reforzar sus balances y nada es seguro, al menos en lo que respecta a los nuevos pedidos de camiones.

La industria mundial de camiones esperaba un duro 2020 en manos de un descenso cíclico, y ahora se está preparando para un desastroso 2020 en manos del novedoso coronavirus.

Es probable que la trayectoria descendente más pronunciada se dé en América del Norte, donde las caídas cíclicas son más marcadas que en otras regiones, pero todos los mercados se verán afectados. Según el informe: “A principios de 2020, preveíamos una caída del 19% en los volúmenes del TLCAN, reflejando la disminución de los pedidos durante 2019. En vista de la pandemia de coronavirus, la disminución prevista se ha incrementado a alrededor del 25%, incluyendo una caída del 30% en la Clase 8”.

El informe prevé una caída de las ventas de camiones pesados (>16t) en Europa Occidental de alrededor del 20%, casi un 28% en Asia, un 15% en América del Sur y a nivel mundial de más del 25%.

El legado de COVID-19 será largo, y aunque se espera una recuperación regional en 2021, las ventas de camiones no llegarán a compensar las ventas perdidas en 2020.

La magnitud de la inminente crisis financiera aún no se ha medido, pero se espera que compita con cualquier otra desde la Segunda Guerra Mundial, con analistas que hablan de una disminución del 30-40% del PIB en el segundo trimestre de 2020 sólo en los EE.UU.

La demanda de comestibles y las compras en línea han mantenido el movimiento de carga, pero a una fracción de la antigua normalidad; en los primeros días y semanas de la nueva normalidad, apenas hay movimiento de petróleo o combustible (o leche), nadie está transportando electrodomésticos o coches nuevos, y todas las mudanzas de casas están en espera.

Con el movimiento de carga hacia abajo y el dinero en efectivo la clave para la supervivencia de la flota, las cancelaciones de pedidos están aumentando.

Inclusive eventos de juegos como el Mundial de League of Legends, el cual tenía grandes inversores de apuestas como Rivalry, tuvieron que cambiar parte de su estructura de negocios por el virus.

Es probable que para el año que viene ya esta situación respecto a la enfermedad mejore y todas las industrias, no solo la de transporte y camiones vean mejoras significativas cuando los países empiecen a retomar su actividades económicas con todo normalidad. Por lo que hay que esperar que todo vuelva a la normalidad pronto.

Es probable que para el año que viene ya esta situación respecto a la enfermedad mejore y todas las industrias, no solo la de transporte y camiones vean mejoras significativas cuando los países empiecen a retomar su actividades económicas con todo normalidad. Por lo que hay que esperar que todo vuelva a la normalidad pronto.

Publica aquí!