AutomotrízÚltimas noticias

Checo Pérez se lleva el GP de Singapur, pero habrá que esperar si hay penalización

Sergio Pérez vuelve a lo más alto del podio! El mexicano ganó el Gran Premio de Singapur al sacarle más de cinco segundos de ventaja a Charles Leclerc en una carrera complicada por las condiciones climatológicas que atrasaron el arranque de carrera por más de una hora, además que provocó el abandono de seis pilotos.

Max Verstappen no pudo remontar y tuvo que conformarse con el séptimo puesto, con lo que tendrá que esperar al Gran Premio de Japón para definir el campeonato mundial de Fórmula 1.

La noche de Checo

Mejor largada, imposible para Sergio Pérez. El mexicano tomó la punta antes de la primera curva, cuando Charles Leclerc se quedó ligeramente atrás y el mexicano se adelantó por el lado izquierdo de la pista. En esa misma acción, Carlos Sainz Jr. le ganó la posición a Lewis Hamilton e incluso se tocaron, pero no hubo investigación. Asimismo, Max Verstappen no tuvo el mejor de los comienzos y perdió tres puestos: cayó del octavo al undécimo puesto.

El monegasco presionó por detrás y llegaba a recortar de 1.5 a poco menos de un segundo, pero el tapatío conservó la diferencia con buen ritmo de carrera. El safety car hizo su primera aparición en la vuelta 8 cuando Nicholas Latifi se le cerró a Guanyu Zhou, quien terminó fuera de acción; en el proceso, el de Williams también tuvo que retirarse a raíz del toque con el chino.

La carrera se reanudó en la vuelta 11 tras retirar el Alfa Romeo de Zhou y el Williams de Latifi. Checo le salió bien el relanzamiento, al mejorar su ventaja a 1.9 segundos sobre Leclerc y establecer algunas marcas rumbo a la vuelta rápida. La lucha por la delantera se redujo a dos hombres, pues Sainz se encontraba a siete segundos por detrás de ellos.

Giro a giro, Pérez incrementaba su ventaja (poco más de tres segundos sobre Leclerc) y reducía su cronómetro por algunas décimas. Para la vuelta 21, el motor de Fernando Alonso falló y el safety car virtual hizo su aparición para sacar el Alpine del asturiano. En el giro 26, Alex Albon perdió el control con un charco de agua y se impactó con el muro, pero pudo reintegrarse a la pista para volver al circuito y dirigirse a pits para abandonar antes de que se acabara el segundo safety car virtual de la jornada. 

Con 28 vueltas en su haber, Checo ya le sacaba ventaja de más de 5.4 segundos sobre Leclerc  y Esteban Ocon tuvo un fallo en la unidad de potencia y aunque intentó mover el auto, lo hizo lento y dirección de carrera mandó otro virtual safety car (hasta el giro 30) para sacar de pista al segundo auto de Alpine.

Singapur dio una sorpresa cuando Hamilton (que ocupaba el cuarto lugar) se pegó en pared y regresó a pista entre Lando Norris y Max Verstappen, quienes venían sosteniendo por muchas vueltas atrás una batalla por el quinto puesto, ahora ocupado por el siete veces campeón del mundo.

Tras un amague, Ferrari llamó a Leclerc a pits en la vuelta 35 para cambiar por neumáticos medios y cayó a la tercera posición, por lo que Pérez le sacaba más de 25 segundos a Sainz entre el primer y segundo lugar. 

Tras un stint de más de 35 giros, el líder de la carrera tuvo una exitosa parada de boxes de 2.7 segundos y regresó a pista aún como dueño de la punta, a casi siete segundos del monegasco. Casi al instante, Yuki Tsunoda chocó con la pared y rompió la suspensión delantera, lo que obligó a la aparición del Safety Car en la vuelta 37. Dicho auto de seguridad benefició a Leclerc, al permitirle reducir la diferencia con Checo, qué pasó de los siete segundos a poco más de un segundo.

Tras retirar el AlphaTauri con grúa y arreglar las barreras dañadas, la carrera se relanzó ya cuando se instaló el reloj con la cuenta regresiva para las dos horas máximas de carrera, con 34 minutos por correr.

En el relanzamiento, a Max Verstappen, que ya marchaba quinto, se le bloquearon los frenos, se fue de largo y bajó de la quinta a la octava posición, mientras que Checo le sacaba ventaja de un segundo a Leclerc.

Pero el mexicano se enfrentó a un par de problemas: primero se anunció por una investigación por superar límites de velocidad durante el último safety car, además de que reportó que presentaba problemas con el comportamiento de su motor, por lo que solo tenía que resistir a Leclerc por 26 minutos.

Checo encontró el ritmo para no forzar su motor ni sus neumáticos y se defendió bien de Leclerc y aumentó la diferencia de algunas décimas a los dos segundos. Avanzaban los minutos y Checo lo consiguió: ante una posible penalidad, aumentó a más de siete segundos su diferencia con respecto al monegasco y aseguró un triunfo que parecía que se podía perder por el reglamento.

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button
WP to LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com