LogísticaTecnologíaÚltimas noticias

Cartken, Nuro, Scoit, Kiwibot y mas, los robots de la guerra de entregas autónomas de última milla

Magna es uno de los proveedores más grandes del mundo en el espacio automotriz y, gracias a esta asociación recientemente anunciada con Cartken, empresa que ha creado una plataforma de robot autónomo diseñada para transportar mercancías en distancias cortas en centros comerciales, parques empresariales y barrios locales, este segmento en desarrollo va a recibir un importante impulso.

La fabricación del Model C de Cartken ya ha comenzado en una instalación de Magna en Michigan y se espera que la misma aumente en los próximos meses. A medida que se amplíe la colaboración, las dos empresas planean incluir nuevos modelos autónomos basados ​​en la misma plataforma, pero adaptados a diferentes aplicaciones de uso y modelos comerciales.

El impulso por las entregas a domicilio ayudó a incrementar notablemente la inversión en robots autónomos de entrega, tanto automóviles como drones

«Buscamos socios estratégicos que puedan acelerar la trayectoria de crecimiento de Cartken. Esta asociación es un paso importante para escalar nuestro negocio y llevar más Model C al mundo», ha dicho Cristian Bersch, co-fundador y CEO de Cartken.

«Nos sentimos honrados de que Magna, como líder mundial con un profundo conocimiento de los sistemas y excelencia en la fabricación, haya reconocido el potencial de nuestros robots y la calidad de nuestra tecnología. Estamos inspirados por el impulso de Magna hacia nuevos espacios y estamos entusiasmados de avanzar juntos en nuestro esfuerzo por escalar la distribución».

«Nuestra capacidad para diseñar y fabricar vehículos completos convierte a Magna en un socio ideal para las empresas que buscan resolver los desafíos de entrega de última milla con soluciones sostenibles, autónomas y rentables», ha ampliado Mateo del Sorbo, vicepresidente ejecutivo de Magna International y de Magna New Mobility.

Así es Cartken Model C

Los robots de entrega totalmente autónomos de Cartken pueden operar en exteriores e interiores, y están equipados con un sistema de teleoperación y monitoreo remoto que permite la anulación humana instantánea si es necesario, lo que ayuda a garantizar que los niveles de servicio sean altos.

Los robots de entrega autónomos de Cartken están equipados con múltiples cámaras y responden a situaciones en tiempo real mediante una combinación de aprendizaje automático y algoritmos de navegación basados ​​en localización y mapeo simultáneos (SLAM).

Actualmente, la flota de robots de entrega autónoma de Cartken está en operación comercial y se ha implementado para varios casos de uso de entrega autónoma en centros comerciales, hoteles, universidades, comercio minorista, back-of-house y almacenes en todo el mundo.

La entrega de última milla, un negocio en ascenso

Uno de los aspectos más difíciles y costosos de la cadena de suministro es lo que se denomina última milla, así como la entrega a domicilio.

Se denomina trayecto de última milla al que la mercancía recorre desde el almacén de reparto hasta su destino. Y las entregas autónomas de última milla son parte de la respuesta al boom del comercio electrónico que tanto impulso recibió con la pandemia y que no ha perdido fuelle tras la misma.

Robot de Starship Technologies.

Muchas empresas han comenzado a probar robots de entrega autónomos en ciudades y campus universitarios. Sin embargo, para muchas de estas empresas, el término ‘autónomo’ puede ser un poco engañoso. De hecho, durante todo el proceso de entrega, hay un equipo de cuidadores humanos que rastrean el vehículo para conducir o solucionar problemas potenciales con los que el vehículo pueda encontrarse.

El impulso por las entregas a domicilio ayudó a incrementar notablemente la inversión en robots autónomos de entrega, tanto automóviles como drones. Y en este campo ya hay varios actores clave que se han posicionado como referentes: Starship Technologies, Nuro, FedExFDX, Amazon Scout, Udelv, Kiwibot y Coco.

Starship Technologies, empresa lanzada por los cofundadores de Skype Ahit Heinla y Janus Friis, ya ha realizado más de 3 millones de entregas autónomas en todo el mundo. Nuro, que se fundó en 2016, desarrolla vehículos de reparto autónomos y fue la primera empresa en recibir una exención autónoma de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras, ya que sus vehículos están diseñados para transportar mercancías en lugar de personas.

La apuesta de Amazon por la entrega autónoma de última milla.

FedEx también ha estado probando entregas robóticas autónomas con su robot Roxo, que puede soportar hasta 45 kilogramos y está diseñado para viajar a lo largo de las carreteras o aceras.

Por su parte, Amazon cuenta ya con un equipo de robots de entrega a domicilio llamado Scout en enero de 2019. La compañía está abriendo una instalación en Helsinki dedicada a probar y refinar Scout, que ya se ha desempeñado bien en sus pruebas en California y Washington. El robot de acera totalmente eléctrico tiene seis ruedas y es del tamaño de una hielera pequeña.

En el CES 2022Udelv presentó su ecléctico vehículo de reparto autónomo, el Transporter. Se trata de un vehículo de entrega eléctrico de paradas múltiples que cuenta con una cápsula de carga modular intercambiable e independiente llamada uPod. Esta puede transportar hasta casi una tonelada de mercancías, hacer hasta 80 paradas por ciclo a velocidades de autopista y cubrir rangos de hasta 500 km. por recorrido. Udelv ya ha completado más de 20.000 entregas de paquetes.

Kiwibot lanzó su primera flota de robots móviles de entrega en 2017 en el campus de Berkley de la Universidad de California. Durante los últimos cinco años, la empresa ha ampliado su presencia y sus robots de entrega a domicilio han realizado más de 200.000 entregas en las ciudades de San José, Santa Mónica, Denver y Dallas, así como en Taipei, Taiwán y Medellín, Colombia. 

Cyan Robotics, que opera bajo el nombre de Coco, está llevando la entrega de restaurantes en 15 minutos al espacio de los robots de entrega a domicilio. Los clientes pueden hacer un pedido en un restaurante y el robot de Coco será conducido por un ‘piloto’ capacitado hasta el restaurante para recoger el pedido. A partir de ahí, el restaurante carga el pedido en el bot de entrega, que luego se dirige a la casa del cliente. En ese momento, el cliente puede recuperar su pedido del bot bloqueado para asegurarse de que no haya sido manipulado.

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button