Tecnología en el transporteÚltimas noticias

Así funciona un TAG de Telepeaje

El Tag es un dispositivo que permite el funcionamiento del sistema de cobro en las autopistas urbanas y carreteras federales a través de una tecnología de peaje en movimiento.

Éste contiene toda la información necesaria para identificar el dueño y al vehículo, permitiendo que el cobro de peaje se haga de manera electrónica a través de los lectores instalados en cada caseta.

Los pagos con Tag han adquirido popularidad en especial gracias al uso necesario en las autopistas urbanas de la Ciudad de México. Existen diversos mitos sobre estos dispositivos y aquí buscamos terminar con ellos.

Anteriormente, el pase IAVE sólo podía ser adquirido en modalidad de pago referenciado, es decir, asociado a una tarjeta de crédito donde se realiza el cobro.

Si bien es más sencillo tenerlo en este sistema, ya que nunca tendrás preocupaciones por falta de saldo, también existe la modalidad prepago. Lo primero que debes hacer es adquirir tu Tag.

Hay 4 dispositivos maneja la compañía IAVE para ser adheridos a nuestros vehículos. Existen diversos modelos y tú debes escoger el que se adapte a tus necesidades:

»»Calcomanía: Se coloca de forma permanente en el parabrisas de nuestro vehículo, lo cual lo hace intransferible. Se recomienda para todo coche que su parabrisas se encuentre libre de sombras, biseles, cajas voladas o algún objeto que impida la correcta lectura del Tag.

»»Dispositivo exterior: Este tipo de tag es sólido y que fue creado para atornillarse en la parrilla o sobre una superficie sólida en el exterior del vehículos. Al igual que el anterior es intransferible. Se recomienda para vehículos con biseles, sombras laminadas, cajas voladas u objetos que obstruyen la correcta lectura en las casetas. 

»»Dispositivo exterior para auto blindado: Recomendado para autos con blindaje. Es colocado en el porta placas del automóvil.

»»Tag portátil: Utiliza la tecnología NFC, misma que se encuentra en los teléfonos celulares para compartir información de forma inalámbrica. Su peso es ligero y dado que no se adhiere al parabrisas puede ser intercambiado entre los vehículos del usuario, incluso para uso de motocicleta por su ligero peso. 

En caso de requerir el sistema de pospago, podrás consultar toda la información de tu estado de cuenta a través de la página de internet de IAVE, ahí mismo se te proporcionará la información de tus cruces para evitar cobros indebidos.

Es importante que consideres que si decides tener un Tag debes tener cuidado con su mantenimiento, ya que la vida útil del mismo depende del uso que se le dé.

En el caso de las calcomanías es importante que al limpiar el parabrisas por la parte interior, no se toque el dispositivo.

En el caso de aparatos rígidos, estas no deben portarse en las bolsas de los pantalones o en lugares que puedan dañar el chip que se encuentra dentro del dispositivo. No debes apretar el aparato ya que esto lo dañará de forma definitiva.

En cualquier caso debes conocer que no existe garantía, y deberás adquirir un nuevo dispositivo. 

¿Cómo funciona la tarjeta IAVE?

»»Cuando arribes a la caseta, el Tag será identificado por una antena lectora ubicada en el carril específico, ésta realizará la lectura de tu dispositivo para abrir la barrera de forma automática.

»»La operación quedará asentada en un sistema de registro en la plaza de cobro, para después enviar la información vía satélite al centro de control de peaje.

»»En el centro de control de peaje se realiza el cobro por el cruce de la caseta.

»»Los registros de la información del cruce, como horario, carril, fecha y tarifa, podrán ser consultados vía internet.

»»El gasto generado por el cruce de la caseta será descontado del saldo del Tag en el sistema prepago, o cargado a la cuenta bancaria relacionada en caso de postpago.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *