AéreoPasajerosÚltimas noticias

Así es opt-out, el proceso por el que Aeroméxico cobra un seguro sin consentimiento del cliente y que Profeco pide eliminar

La frase: “Los boletos de avión están carísimos” podría tener una explicación poco amigable para los viajeros.

De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), la aerolínea Aeroméxico está abusando de sus clientes al generar un cargo automático de un seguro de viaje que aparece en el precio final del boleto.

Según el procurador Ricardo Sheffield, este cobro se presenta en su plataforma de venta de boletos en línea, donde muchos pasajeros no necesitan el seguro o no lo quieren, y terminan comprándolo por el engaño cibernético del que son objeto.

En vuelos nacionales el cargo por seguro de viaje es de $359.00 pesos, y en vuelos internacionales de $416.00.

La Profeco señaló que el llamado obedece a que la aerolínea ha sido omisa en atender una medida precautoria para eliminar ese cargo.

Cabe señalar que esta práctica comercial conocida como opt-out está prohibida en el mercado de la aviación a nivel mundial, y en México solo Aeroméxico la aplica.

En el caso de Europa, hubo líneas aéreas que tuvieron que devolver dos o tres años del cobro de ese seguro a sus clientes, mientras que en Estados Unidos se enmendó el problema de inmediato, por lo que no hubo requerimiento para indemnizar a los consumidores.

Así funciona el ‘opt-out’

Técnicamente el opt-out es el proceso que se lleva a cabo cuando un usuario decide darse de baja ante una suscripción por correo electrónico. 

No obstante, también abarca cuando el usuario no ha dado su consentimiento para recibir emails y de igual manera llegan a su correo.

En el caso de la aviación, la aerolínea cobra el seguro a través de este proceso, en que el extra aparece cargado sin el consentimiento del consumidor, constituyéndose en una práctica abusiva.

“Es distinto cuando se da al comprador la opción de elegir o no un extra, a través de un proceso de opt-in que consiste en solicitar el consentimiento previo y voluntario, concedido de forma expresa marcando una casilla”, señaló Ricardo Sheffield.

Al respecto, el procurador fue tajante al señalar que Aeroméxico tiene que quitar el opt-out como lo quitaron todas las líneas aéreas en el mundo, e indicó que pareciera ser que la determinación de esta aerolínea es que, mientras no haya una orden judicial, no lo harán.

“Ellos (la aerolínea) saben que todo lo que obtengan, a partir de ahora tendrán que acabar devolviéndolo”, estableció.

El procurador advirtió que la Profeco agotará todos los mecanismos e instancias legales disponibles para frenar este abuso a los consumidores.

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button