DAF MEXICO
AutobusesInternacionalÚltimas noticias

35 años manejando el autobús de un equipo de futbol. Esta es la historia de José Ángel Cueto

Es el 1 de mayo de 2022. El Racing de Santander empata 2-2 con el Celta B, lo que le permite sellar su ascenso a la Segunda División del futbol español en una multitudinaria fiesta en El Sardinero, con casi 22.000 personas presentes.

Tan solo un mes después del heroico suceso, José Ángel Cueto López anuncia su retiro como operador del autobús que trasladó al equipo por más de 35 años.

“Fueron 35 años inolvidables. Pero retirarme el mismo año en que Racing volvió a ascender a la segunda división de España, LaLiga 2, ahora es el mejor regalo de despedida que podría haber pedido”, indica.

El miembro de IRU y operador español ALSA, para quien trabajaba José López, habló con él poco después de su retiro sobre su carrera como piloto profesional.

“Llevar al equipo a sus juegos fue mágico. Realmente sientes que eres parte del equipo. Estoy muy feliz y orgulloso de mi tiempo viajando por España con Racing”.

35 años manejando el autobús del equipo

Para Cueto, lo más satisfactorio es ver a todos los fanáticos esperando al equipo y a sus jugadores favoritos cuando el autobús llega al estadio.

“El ambiente es eléctrico, los niños se vuelven absolutamente locos. Saben que sus jugadores favoritos, a quienes ven en la televisión todas las semanas, están a punto de bajarse del autobús. Simplemente una experiencia única, de ensueño”.

48D3604D 15C9 415E A5ED 76274AF24A79

En tono de broma, Cueto les dice a los jóvenes que, si no se convierten en futbolistas profesionales, ¿qué tal si se convierten en conductor de autocar? A él le permitió viajar por España y trabajar con los mejores jugadores. ¿Qué más se puede pedir?

Para Cueto, uno de los momentos más divertidos, sobre todo echando la vista atrás, sucedió en el aeropuerto de Canarias.

“Habíamos cargado todas las maletas y estábamos a punto de salir del aeropuerto cuando me di cuenta de que el baúl se había cerrado automáticamente con uno de los jugadores dentro”.

Afortunadamente, el jugador había comenzado a golpear las paredes y el operador se dio cuenta de que algo andaba mal antes de que empezara a moverlos.

A los jugadores también les gustaba bromear con él. Una vez cenando en Madrid anunciaron por los altavoces que la policía estaba revisando el autobús de Racing y buscando a su conductor.

“Rápidamente salí corriendo. Pero no había nadie allí. Tan pronto como volví, todos los jugadores se echaron a reír. Supe de inmediato lo que acababa de suceder. Recuerdos increíbles”.

“¡Realmente siento que me retiré en la cima de mi juego!”, concluyó.

Publica aquí!