CargaLogísticaMarítimo y portuarioÚltimas noticias

México es el décimo lugar en ventas en línea, pero con un gran reto de atasco en inventarios

Ante los altos costos derivados de la inflación, la crisis económica en Europa y una futura incertidumbre en el mundo, las empresas están experimentando impactos significativos.

La industria minorista ha sido de las más afectadas durante estos tiempos financieros tan turbulentos por excedentes en los inventarios, provocados por el cambio de tendencias en las compras del consumidor.

De acuerdo con Statista, el comercio electrónico en toda Europa aumentó sus ingresos un 20% en 2020 y otro 13 % en 2021 (Ecommerce Europe), debido al auge que vivió a partir de la pandemia de Covid-19; sin embargo, la industria logística generó mucha presión por la alta demanda y provocó problemas en la cadena de suministro por restricciones pandémicas, retrasos en la fabricación, congestiones portuarias, desastres naturales, entre otros impedimentos a los que se tuvieron que enfrentar los minoristas.

En México, según la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), el valor del ecommerce retail de 2021 en el país ascendió a los 401 mil millones de pesos, que representa el 11.3% del total del mercado minorista.

También, de acuerdo a datos de Emarketer, México se encuentra en el décimo lugar de los 10 países con más ventas en línea, el 12.4 por ciento de las ventas del canal minorista.

El principal problema actualmente radica en que nos encontramos ante niveles récord de inflación (10.9 % en septiembre de 2022, según Statista) y los consumidores vuelven a cambiar su comportamiento invirtiendo en productos discrecionales y más esenciales que en artículos no discrecionales como muebles y electrodomésticos.

Esto ha provocado los minoristas acumulen demasiados bienes de consumo y se sature el stock.

Al tener almacenes llenos se generan altos costos de detención y demora, así como interrupciones a las cadenas de suministro de las empresas. Ahora una gran cantidad de empresas minoristas se enfrentan a atascos de tráfico de inventario.

El integrador logístico A.P. Moller – Maersk propone soluciones a partir de una flexibilidad y agilidad en la gestión de inventarios que permita acelerar las operaciones para llevar los niveles correctos de existencias a las ubicaciones correctas en el momento correcto. Una de las claves es almacenar la carga en centros cercanos a los mercados o, de hecho, en el lugar de origen, donde las empresas tienen control sobre cuándo es el momento adecuado para entregar el pedido.

Esta medida proporciona una reducción de hasta 70% en los plazos, desde el pedido hasta la entrega, lo que le permite adaptarse a las situaciones cambiantes y priorizar la carga.

Además, el que las empresas utilicen herramientas tecnológicas como Flex Hub de Maersk para administrar el flujo de carga de acuerdo con los patrones de demanda, consigue una reducción de costos del 30% respecto al almacenamiento tradicional, y se convierte en una solución muy viable para las circunstancias actuales del mercado minorista.

“Mientras que los minoristas del mercado medio se enfrentan a la presión, las tiendas de descuento y los minoristas de marcas de alta gama están viendo la situación actual como una oportunidad para ganar cuota de mercado. Esperamos ver que ciertos segmentos del comercio minorista avancen progresivamente en los próximos meses, y que otros se mantengan en situaciones difíciles. Es muy importante conectar los equipos de logística y cadena de suministro con su comercialización para lograr el mejor resultado posible para los consumidores”.

Johanna Heinz, Jefe de la Vertical Global Minorista de Maersk
inventario2

Las ventas de comercio electrónico también han sufrido un cambio en los hábitos de compra de los consumidores; para evitar problemas en la cadena de suministro, el e-commerce debe enfocarse en desarrollar cierta resiliencia, especialmente para hacer frente a esta temporada alta de ventas por internet debido al Black Friday.

La resiliencia de la cadena de suministro no es solo un caso de poder acelerar las cosas o aumentar los volúmenes cuando está ocupada. También se trata de poder ralentizar las cosas cuando es necesario. La respuesta a este desafío de doble filo radica en la construcción de la flexibilidad.

Con una mayor variedad de opciones de transporte, almacenamiento flexible, plenas capacidades de los contenedores y una mayor visibilidad a lo largo de la cadena de suministro de un extremo a otro, tanto el aumento como la disminución de la oferta y la demanda se pueden satisfacer más fácilmente.

PUBLICA AQUÍ!

WP to LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com