CargaMarítimo y portuarioÚltimas noticias

El 2021 fue año récord en venta de buques porta contenedores

2021 fue un año récord para la industria marítima. La propagación de tres grandes variantes de Covid-19 tuvo importantes repercusiones para el transporte marítimo: la escasez de mano de obra, la congestión de los puertos y la inestabilidad de la demanda de petróleo, por nombrar sólo algunas, reporta VesselsValue (VV).

En respuesta a la naturaleza rápidamente cambiante del comercio mundial, los pedidos de buques nuevos de 2021 han reflejado un mundo plagado de restricciones a la circulación, incertidumbre geopolítica y una agenda verde cada vez más prominente.
Mientras que el consumismo ha provocado una demanda de contenedores sin precedentes, los productos crudos han pasado a un segundo plano. La actual crisis energética está impulsando la incorporación de gaseros esenciales a la cartera de pedidos, cuyo impacto total sólo se materializará en los próximos años.

En 2021 se añadieron 1.286 buques al libro de órdenes, lo que supone un aumento del 32,7% respecto a los 969 buques encargados en 2020. Esto va unido a un extraordinario crecimiento del precio de algunos buques. La lista de órdenes de 2020 tenía un valor de US$42.830 millones, frente a los US$91.610 millones de 2021, lo que supone un asombroso aumento del 114%.

Como se esperaba, la gran mayoría de los buques encargados en 2021 se construirán en astilleros de China, Corea del Sur y Japón. El número de buques confirmados en estos tres países asciende a 1.217; 682 en China, 391 en Corea del Sur y 144 en Japón. Otros países constructores destacados son Vietnam e India, con 21 y 12 buques respectivamente, consigna VV.

Artículos relacionados

Sector portacontenedor

La noticia más importante de 2021 fue el gran número de pedidos de buques portacontenedores. A finales de 2020, los gobiernos de todo el mundo comenzaron a abrir sus economías tras la primera oleada de Covid-19. Esto supuso la liberación de una extraordinaria demanda reprimida de los consumidores de productos enviados en contenedores.

Una de las principales consecuencias de este aumento de la demanda fue la congestión de los puertos a ambos lados del Pacífico. El mal tiempo y las restricciones de Covid-19 en las terminales asiáticas exacerbaron los efectos de las fuertes colas en Los Ángeles y Long Beach, California. Esto redujo la disponibilidad de los buques, contribuyendo a que las tarifas de flete y los ingresos de los buques alcanzaran niveles récord. En consecuencia, los valores de los contenedores se dispararon.
Después de años de disminución de las ganancias de estos activos, la inversión de los armadores en la construcción de nuevos buques se consideró un uso sensato del aumento de los ingresos.

En 2021 se ordenaron 561 portacontenedores, frente a 114 en 2020 y 107 en 2019, ascendiendo a un valor de US$43.390 millones, el 47,4% del total del año y superando el valor de la lista de pedidos de toda la flota de carga de 2020. Asia representó la mayor parte de las órdenes de 2021, con Taiwán, China, Singapur, Corea del Sur y Japón encargando 314 buques entre todos, el 65,8% del total mundial.

Los armadores de Taiwán fueron los que más invirtieron en portacontenedores. En 2021 hicieron 131 pedidos por un total de US$8.380 millones de dólares. Las adiciones de 2019 y 2020 a la cartera de pedidos de contenedores sólo ascendieron a 58 buques.

La capacidad de los astilleros se redujo con la explosión de las órdenes de portacontenedores, inflando los precios de los nuevos buques. En septiembre de 2020, una orden por un portacontenedor Panamax de 4.250 TEU costaba US$23,6 millones. En septiembre de 2021, este mismo pedido costaba US$65,5 millones de dólares, marcando un asombroso aumento del 177,7%.

Por MundoMarítimo

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button