AéreoCargaInternacionalÚltimas noticias

Conflicto entre Rusia y Ucrania ya le afectó al transporte aéreo de carga

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) publicó datos de marzo de 2022 para los mercados mundiales de carga aérea que muestran una caída en la demanda, lo anterior como consecuencia del Covid-19 (Omicron) en Asia, el conflicto ruso-ucraniano y un contexto operativo desafiante que contribuyeron a su disminución.

La demanda global, medida en toneladas-kilómetro de carga, cayó un 5,2% respecto a marzo de 2021 y -5,4% para operaciones internacionales.

La capacidad fue un 1,2% superior a marzo de 2021 (+2,6% para operaciones internacionales), si bien contiene cifras positivas, consiste en una disminución significativa del aumento interanual del 11,2% en febrero. En específico, Asia y Europa experimentaron las mayores caídas en capacidad.

Factores en el entorno operativo

En base a lo informado, la guerra en Ucrania condujo a una caída en la capacidad de carga utilizada para servir a Europa, ya que varias aerolíneas con sede en Rusia y Ucrania formaban parte en la manipulación de carga. Junto con esto, las sanciones contra Rusia provocaron interrupciones en la fabricación, a lo que se le debe sumar el aumento de los precios del petróleo, lo cual repercutió negativamente en la economía, incluido el aumento de los costos de envío.

Por su parte, los nuevos pedidos de exportación (indicador de la demanda de carga) se encuentran reducidos en la mayoría de los mercados, con la excepción de Estados Unidos. Además, el índice de gerentes de compras (PMI) -que rastrea los nuevos pedidos de exportación globales- cayó a 48.2% en marzo, siendo el más bajo desde julio de 2020.

El comercio mundial de bienes ha seguido disminuyendo en 2022, con la economía de China creciendo más lentamente debido a los bloqueos relacionados con Covid-19 (entre otros factores); y las interrupciones de la cadena de suministro amplificadas por la guerra en Ucrania.

Bajo este contexto, Willie Walsh, Director General de IATA, señaló que “los mercados de carga aérea reflejan los desarrollos económicos globales. En marzo, el entorno comercial empeoró. La combinación de la guerra en Ucrania y la propagación de la variante Omicron en Asia ha provocado un aumento de los costos de la energía, ha exacerbado las interrupciones de la cadena de suministro y ha alimentado la presión inflacionaria”.

“Como resultado, en comparación con hace un año, se envían menos productos, incluso por vía aérea. La paz en Ucrania y un cambio en la política Covid-19 de China harían mucho para aliviar los vientos en contra de la industria. Como ninguno de los dos parece probable a corto plazo, podemos esperar desafíos crecientes para la carga aérea justo cuando los mercados de pasajeros están acelerando su recuperación”, complementó.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button