Camiones y equipo de transporteÚltimas noticias

Plantas de camiones pesados, aún sin ‘vacuna’ ante Covid-19

El cierre de producción ya está cobrando factura a la industria de vehículos pesados. Durante abril, la venta al mayoreo de unidades pesadas cayó 76.9% respecto al mismo mes de 2019, con un total de 893 vehículos comercializados.

La propia ANPACT ya había anunciado el descenso de 24.3% en la producción de vehículos de autotransporte durante febrero (cuando la contingencia aún no estaba decretada), por lo que las cifras empeorarán en los próximos días.

La pandemia del Covid-19 también está impactando del otro lado de la frontera, las órdenes de camiones niveles 5-7 en Estados Unidos durante abril cayeron 69% en comparación con el mismo mes de 2019, y 50% respecto a marzo.

Así está afectando el cierre a las armadoras

El impacto económico del paro de producción y distribución se ve reflejado en las 22,000 personas que laboran en las plantas de vehículos pesados en el país, así como para los cerca de 80,000 empleos en las cadenas de proveeduría. 

“Representamos 20% de las exportaciones de vehículos, nuestra generación de empleo es de menos de 100,000 personas, necesitamos que se nos considere como esenciales, porque suministramos medicinas e insumos como hidrocarburos y oxígeno a quien lo necesite”, indicó Miguel Elizalde, presidente de ANPACT.

Algunos ejemplos de cierres parciales o totales en México son:

Freightliner Daimler

Daimler Trucks North America anunció en marzo pasado que la producción de Freightliner en las plantas del Estado de México y Coahuila, estarían limitadas, siendo la primera la más afectada.

El 90% de la producción en Santiago Tianguistenco, se destina al mercado de exportación, en específico a Estados Unidos, Canadá, Latinoamérica y el Caribe.

En la planta se producen más de 990 unidades por semana y da empleo a 2,936 personas.

A pesar de la situación, cifras de Freightliner indican que la marca tuvo una participación de casi 40% en el rubro de tractocamiones durante los primeros tres meses del año. 

Kenworth Paccar

PACCAR (de quien Kenworth es subsidiaria), aceptó que los resultados financieros del primer trimestre y del resto del 2020 en la compañía a nivel mundial, serán afectados por los horarios de producción derivados de cambios en la demanda de los clientes, y del impacto de las regulaciones gubernamentales.

La planta de Kenworth en Mexicali, BC, es una de las más representativas. cuenta con 2,630 empleados y tiene una capacidad de producción de 90 unidades diarias.

De acuerdo con Luis Reyes, Director Comercial de Kenworth Mexicana, la armadora está preparada para arrancar actividades bajo los estándares más altos en cuanto a seguridad e higiene.

International Navistar

En marzo pasado, Navistar International Corporation anunció la suspensión de operaciones en sus plantas de Ohio, y de Escobedo en Nuevo León. La apertura de la primera se ha extendido hasta esta semana, ya que la compañía planea vender 500 millones de dólares en seguros de alto riesgo.

“El alcance de este virus no tiene precedentes, y nuestras vidas personales, negocios y economías globales se ven afectadas por eventos fuera de nuestro control”, dijo el CEO de Navistar, Troy Clarke.

Las operaciones en la planta de Escobedo han estado funcionando día a día según la disponibilidad de piezas; en esa fábrica, la producción se destina en 74% para el mercado estadounidense. Actualmente, Escobedo emplea a más de 3,700 personas y produce en promedio 153 camiones al día.

De acuerdo con ANPACT, todas las plantas productoras de vehículos pesados en México están pagando los sueldos completos de sus trabajadores, a pesar de la pandemia.

Sin fecha de regreso, EU podría ver otras opciones

Aún no se tiene una fecha definida para la apertura de producción, pero las armadoras en EU sí están operando y los transportistas requieren vehículos pesados que se ensamblan en nuestro país.

El problema radica en que podría darse un cambio en el abastecimiento de los vehículos, ya sea a otro país o que las propias marcas en EU los fabricaran, y esto podría impactar en las líneas de producción en México

“Si en EU están fabricando ya los vehículos pesados y requieren una autoparte que México no está fabricando, pero ellos sí, la línea de producción que se tenía en México se traslada a EU o se robustece su proveeduría”, refirió Elizalde en una entrevista televisiva.

Si se llega a dar esto, nuestro país dejaría de tener esa producción ya sea de manera temporal o a largo plazo, lo cual pone en riesgo los empleos en México y podría generar un impacto devastador en el mercado interno no visto desde 2009.

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button