La forma segura de orillarse en una carretera

Son varios los motivos por los que podrías tener la necesidad de detener tu auto mientras conduces en una carretera. Una avería, para comer o tomar algún alimento, contestar una llamada o simplemente, porque necesitas estirar las piernas tras horas de conducción continua.

Sin embargo, hacer alto total en estos lugares implica más precaución que hacerlo en una calle o avenida de ciudad. Recuerda que viajas junto a vehículos pesados a velocidades superiores de lo que podrías estar acostumbrado.
Por este motivo es muy importante que tomes las siguientes precauciones en estos casos:

Ubica visualmente con anticipación el lugar en el que te vas a detener. Debe estar habilitado para hacerlo, por lo general las líneas del asfalto te lo indicarán.

Enciende las intermitentes tiempo antes de realizar la maniobra.

Mira por el espejo retrovisor, verifica que existe espacio suficiente para realizar la maniobra.

Disminuye la velocidad gradualmente mientras entras al acotamiento. La superficie se sentirá distinta en cuanto entres a ella.

Una vez detenido recuerda mantener las intermitentes encendidas y en caso de ser necesario (avería o que te detengas por más de un par de minutos), colocar los triángulos de seguridad a 30 pasos del vehículo, en ambas direcciones si la vía es de doble sentido.

Si te detuviste enseguida de una curva, coloca el triángulo 150 pasos antes de la misma, para que los otros conductores estén avisados de la presencia de tu vehículo de forma oportuna.

Ahora que lo sabes, toma nota. Aunque no es del todo complicado, estos consejos te ayudarán a evitar un posible accidente.
 

Fuente Atracción 360

Revisar también

Renegociación del TLC, oportunidad al autotransporte?

Para el presidente estatal de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), Roberto Díaz …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *